PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

14h16

Bovespa

-0,57% 74.091

16h43

Oro

0,00% 117

14h13

Dólar

-0,03% 3,2340

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

Los pobres de São Paulo pasan hambre y dependen de donaciones

30/10/2017 - 18h38

Publicidad

MARIANA ZYLBERKAN
GIBA BERGAMIM JR.
DE SÃO PAULO

Días atrás, cuando anunció que un producto hecho a base de alimentos que están cerca de la fecha de vencimiento sería ofrecido a personas "que pasan hambre" en São Paulo, el alcalde João Doria (PSDB) no sólo tomó de sorpresa a su propio equipo sino que también dejó flotando una duda: ¿quiénes son los que no tienen nada para comer en la ciudad más rica del país?

Nadie tenía esa respuesta.

El hecho es que Doria se equivocó en la propaganda, ya que anunció algo sin ningún estudio en manos, pero acertó en el diagnóstico: la realidad de los rincones más pobres del municipio es de familias enteras que viven a base de una dieta pobre, repetitiva e industrializada, cuando tienen acceso a algún tipo de alimento. La gente pasa hambre.

Folha recorrió diferentes puntos de la ciudad y encontró personas que no saben qué comerán al día siguiente, panorama que incluye a niños que no tienen para desayunar, que almuerzan y cenan fideos instantáneos, y padre, madre e hijos que pasan el día a base de arroz y nada más.

Estas personas se encuadran, según la clasificación del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), dentro de la llamada inseguridad alimentaria grave. Se encuentran en esa condición de inestabilidad nutricional familias que están sujetas a la privación de alimentos, cuyo grado más extremo es el hambre.

Es el caso de la familia de Jeferson Oliveira, de 29 años, que está desempleado y vive en una minúscula tienda con su mujer y sus dos hijos, de 9 y 10 años. En la favela de la zona este donde viven, almuerzan "sólo porotos" o fideos instantáneos, todo hecho sobre un horno improvisado con piedras y alcohol.

A 45 kilómetros de allí, en Grajaú, en la zona sur de São Paulo, gracias a la ayuda de vecinos o de entidades, la familia de Ivone de Fátima, desempleada, de 39 años, puede comer algo de arroz. La mujer evita cocinar porotos para no gastar gas, ya que la garrafa cuesta R$ 80 (US$ 24).

Jeferson e Ivone forman parte de las 50.000 familias que viven en la ciudad y están en situación de riesgo de desnutrición, según el Mapa de la Inseguridad Alimentaria elaborado en 2014 por el Ministerio de Desarrollo Social (estos son los números oficiales más recientes).

Traducido por NATALIA FABENI

Lea el artículo original

Marlene Bergamo/Folhapress
En los rincones más pobres de São Paulo hay familias que viven a base de una dieta pobre, repetitiva e industrializada
En los rincones más pobres de São Paulo hay familias que viven a base de una dieta pobre, repetitiva e industrializada

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar