PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

17h20

Bovespa

+0,16% 77.487

16h43

Oro

0,00% 117

17h00

Dólar

+0,13% 3,8460

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

Los escándalos de corrupción transformaron a Río en un estado en ruinas

19/12/2017 - 14h26

Publicidad

SÉRGIO RANGEL
DE RÍO

Copacabana, domingo, 10 de diciembre, 21.10 horas. Un estampido resuena a través de las ventanas de los apartamentos de clase media. Se escuchan enseguida otros tres tiros. Segundos después, una ráfaga de fusil rompe el corto silencio.

La secuencia de disparos no es más que otro capítulo de los interminables enfrentamientos en el morro de Cantagalo, que fue "ocupado" por la policía en 2009 con una Unidad de Policía Pacificadora (UPP) y se transformó en un punto de visita obligada de turistas extranjeros durante el "milagro pacificador" promovido por el ahora detenido ex gobernador de Río Sérgio Cabral (PMDB), durante la preparación para el Mundial 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

Al comienzo del día, los vecinos chequean, en una aplicación que rastrea enfrentamientos en tiempo real, un tiroteo en la favela de Arará, en Benfica, una comunidad famosa por ser vecina de la prisión pública José Frederico Marques. Allí están detenidos Cabral y los altos mandos del poder político fluminense de última década.

Cabral, sus ex secretarios y diputados aliados pasan los fines de semana escuchando funk que viene de la favela vecina y los tiroteos, que cada vez son más comunes.

La violencia del día a día es sólo uno de los lados de la ruina de Río, que también se ve en el sector de la salud, la educación, el transporte y la industria del petróleo.

Empleados públicos y jubilados llegaron a diciembre sin haber cobrado su aguinaldo de 2016. Las personas que viven en la calle son cada vez más y la Universidad del Estado de Río de Janeiro (UERJ) agoniza.

En esta resaca posolímpica, ningún habitante de Río logra prever el futuro. Sólo saben que 2018 deberá ser, por lo menos, tan duro como este año. Pero tal vez puede ser que aparezca una oleada de políticos nuevos para la elección de octubre.

Traducido por NATALIA FABENI

Lea el artículo original

Mauro Pimentel/AFP
Las Fuerzas Armadas patrullan el barrio de Botafogo en Río de Janeiro, Brasil
Las Fuerzas Armadas patrullan el barrio de Botafogo en Río de Janeiro, Brasil

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar