El Supremo de Brasil suspende la investigación que implica al hijo de Bolsonaro

El asunto se refiere a los sospechosos movimientos bancarios de Fabricio Queiroz, un exasesor del senador Flavio Bolsonaro

Fábio Fabrini Ana Luiza Albuquerque
Brasília y Rio de Janeiro

​El magistrado Luiz Fux, del STF (Tribunal Supremo Federal), paralizó la investigación criminal que implica a Flávio Bolsonaro (PSL), hijo de Jair Bolsonaro y senador, e investiga los atípicos movimientos financieros de su gabinete cuando aún era diputado.

El centro de la investigación es un exasesor de Flávio, Fabrício Queiroz, que realizó transacciones en un año que ascienden a R$ 1,2 millones (US$ 320 mil), de acuerdo con un informe del Coaf (Consejo de Control de Actividades Financieras).

Flávio Bolsonaro (al fondo) e su padre, presidente de Brasil Jair Bolsonaro - REUTERS

Sin embargo, la defensa del senador alega haber identificado que su cliente también es investigado desde que se admitió a trámite el proceso penal, el 18 de julio de 2018.

El vicepresidente de la Corte, de turno durante las vacaciones de los demás magistrados, Fux admitió de forma cautelar el pedido de los letrados del hijo del mandatario de suspender el caso hasta que se decida en qué instancia del Poder Judicial debe ser tramitado.

El senador también intenta anular las pruebas ya obtenidas, lo que aún será analizado. Si esta solicitud prospera, las investigaciones se detienen de forma definitiva.

En la misma fecha en que se determinó la suspensión, Fux remitió su decisión a la Fiscalía del Estado de Río de Janeiro, responsable de la investigación.

La petición de Flávio Bolsonaro fue presentada dos días después de que el fiscal general de Justicia de Río, Eduardo Gussem, declarara que podría interponer una denuncia contra Queiroz y otros implicados sin necesidad de las declaraciones. Y es que tanto el exasesor como el senador no se han presentado a la toma de declaraciones.

Flávio Bolsonaro argumentó que el Supremo tiene que analizar si va asumir el caso, ya que fue elegido y diplomado senador, consiguiendo así el derecho a ser juzgado por una corte especial en determinadas investigaciones criminales.

En mayo del año pasado, el Supremo limitó el alcance del aforamiento a casos de delitos cometidos en razón del cargo y durante el mandato.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original