Se duplican los pedidos de refugio de cubanos tras la salida del programa Más Médicos

Profesionales relatan dificultades financieras mientras buscan medios para permanecer en el país

Natália Cancian
Brasília

Los últimos dos meses han sido de espera para la cubana Doraisy Perez. En el paro desde que fue cancelada la participación de cubanos en el Más Médicos, la facultativa espera conseguir una plaza de las no ocupadas por brasileños del programa, mientras distribuye currículos y aguarda respuestas de empresas.  

"No quería volver, ni puedo enviar todas mis cosas de vuelta a Cuba", explica la médico, que en diciembre dio entrada a la solicitud de refugio para intentar obtener documentos como el carnet de identidad laboral.

Entre los motivos de elegir la solicitud se encuentran el temor de perder el visado temporal debido al fin del contrato de trabajo y la intención declarada por el entonces presidente electo, Jair Bolsonaro, de dar asilo a los profesionales.

Los médicos cubanos, en el aeropuerto de Brasilia, en fila para embarcar en un vuelo fletado por el gobierno de Cuba - Folhapress

Dos meses después del anuncio de la salida de Cuba del programa, algunos cubanos que decidieron quedarse en Brasil buscan medios para mantenerse y regularizar su situación. El estudio elaborado por Folha a partir de datos del Comité Nacional para Refugiado destaca el aumento de las solicitudes de asilo de la nacionalidad tras el fin de la participación en el programa.

En noviembre, fueron 321 pedidos. En diciembre, llegaron a 400, casi el doble de algunos de los meses anteriores.

El Comité no informa cuánto de los pedidos interpuestos por los cubanos son de médicos que actuaban en el Más Médicos. La justificación es que los casos se tramitan bajo secreto.

Los representantes del Ministerio de Justicia consultados por Folha, no obstante, afirman que el fin de los contratos es un factor que se considera en estas circunstancias.

La ley dice que pueden ser reconocidos como refugiados personas que entienden ser víctimas de fundado temor de persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad y opiniones políticas en su país de origen.

La respuesta tarda en llegar dos años. Hasta entonces, el protocolo ya indica cierta protección. Con él, el extranjero no puede ser considerado en situación irregular ni ser extraditado. Eso sí, los médicos sólo pueden trabajar de lo suyo si aprueban en examen de revalidación del diploma en Brasil.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original