Fuera de la cárcel, Lula no podrá disputar las elecciones hasta 2035, con 89 años

El juicio que puede mantener a Lula en prisión se celebrará probablemente después de que se le conceda el régimen de semilibertad

José Marques Felipe Bächtold
São Paulo

Aunque no sea declarado culpable por un tribunal en los otros siete procesos en los que está imputado, y si se mantienen la decisión del martes (23) del STJ (Superior Tribunal de Justicia), el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva no podrá presentarse a unos comicios hasta 2035, cuando ya tendrá 89 años.

El Tribunal redujo la pena por corrupción y blanqueo de capitales del expresidente en el caso del triplex de Guarujá (SP) a 8 años y 10 meses de cárcel.

A partir de esta condena, la actividad política del exmandatario está limitada por el marco legal de la Ley de la Ficha Limpia (de antecedentes).

Según la  norma, quedan inhabilitados los políticos condenados por decisión judicial, por una serie de delitos en los que se incluye el blanqueo de capitales, por un plazo de ocho años contando a partir de la sentencia dictada.

Una manifestante sostiene una máscara que del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, mientras participa en un acto contra las celebraciones del aniversario del golpe de 1964 en Brasilia, Brasil, el 31 de marzo., 2019. REUTERS/Ueslei Marcelino ORG XMIT: UMS9 - REUTERS

REGIMEN DE SEMILIBERTAD

Por el histórico de trabajos de la segunda instancia de la Justicia Federal, el expresidente Lula conseguirá el régimen de semilibertad o tercer grado, en septiembre, antes de la conclusión del caso que puede devolverlo a prisión.

El petista cumple desde abril del año pasado pena por corrupción y blanqueo en el caso del triplex localizado en Guarujá (SP). Asimismo, enfrentará más adelante el recurso en segunda instancia de la condena que sufrió en febrero en el proceso de la finca de Atibaia (SP).

De todos los casos de la Operación Lava Jato de Paraná que fueron enviados a la corte regional (TRF), el más rápido fue justamente el de la primera condena de Lula.

Siguiendo la hipótesis de que ese improbable ritmo se repita en el proceso de la finca de Atibaia, la conclusión del caso en segunda instancia llegaría a mediados de octubre -el mes anterior, Lula habrá cumpliso un sexto de la pena, lo que facilita el régimen de semilibertad.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original