El término 'Paraíba' usado por Bolsonaro para referirse al nordeste denota prejuicios y está sujeto a penalización

La expresión tiene como origen el flujo de migrantes del noreste hacia el sureste en el siglo XX

Guilherme Magalhães Flávia Faria
São Paulo

Al referirse al nordeste como "Paraiba", el presidente Jair Bolsonaro (PSL) adoptó una postura prejuiciosa y sujeta a penalización, de acuerdo con la ley, según los lingüistas y abogados entrevistados por Folha.

El origen del término está intrínsecamente relacionado con el intenso flujo migratorio del noreste hacia el sureste que comenzó en la década 1960, especialmente desde Bahía a São Paulo y de Paraíba a Río de Janeiro.

"La designación genérica de 'baiano', utilizada en São Paulo y 'paraíba', en Río fueron fruto de las tensiones", explica Dante Lucchesi, profesor de letras en la UFF (Universidad Federal Fluminense) y una referencia en el área de sociolingüística.

"Era una población más pobre y marginada que residía a las afueras de estas ciudades, ya que los inmigrantes del nordeste contaban con bajo nivel de instrucción  y eran empleados en trabajos menos cualificados".

El viernes pasado (19), antes de un desayuno con periodistas, Bolsonaro mantuvo una conversación con el ministro Onyx Lorenzoni (RS) que fue captada por un micrófono abierto, durante esta, el mandatario hizo uso del término para referirse a los gobernadores del nordeste.

"De esos gobernadores de la Paraíba, el peor es el de Maranhão [Flávio Dino, del PC do B]. No hay que hacerle caso a ese tío”, dijo.

Jair Bolsonaro, en Vitória da Conquista, Bahia - Divulgação/Presidência da República

Al día siguiente, el presidente negó haber utilizado la expresión de forma peyorativa y declaró que se refería a los gobernadores de Maranhão y Paraíba (João Azevedo, del PSB). Este martes (23), en Vitória da Conquista (BA), manifestó: "todos somos de Paraíba, todos somos de Bahía".

Según Lucchesi, "el término 'paraíba' está cargado de prejuicios en Río de Janeiro", donde residía Bolsonaro, que es originario de São Paulo. "En este caso, es claramente un término despectivo que refleja una actitud despectiva, desafortunadamente por parte del presidente, que debe representar a todos los brasileños".

La creciente afluencia de inmigrantes del nordeste en la segunda mitad del siglo XX, cuando se produjo un masivo éxodo rural y la población brasileña se volvió mayormente urbana, generó la tensión a la que se refiere Lucchesi. "La tensión genera prejuicios y se traduce en terminología".

Según los datos del IBGE, en 2015, había más de 2 millones de bahianos que vivían en el Estado de São Paulo (5% de la población) y 330.000 paraibanes en Río de Janeiro (2% de la población).

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

 

Lea el artículo original