"Accedí a una información de gran interés público", dice el hacker de la Lava Jato a Folha

Detenido, Walter Delgatti Neto concedió una entrevista por escrito y asegura que no esperaba ser detenido

Reynaldo Turollo Jr.
Brasília

Walter Delgatti Neto, de 30 años, quien admitió ante la Policía Federal que hackeó las cuentas de Telegram de los fiscales de la Lava Jato y envió mensajes al medio digital The Intercept Brasil,  aseguró a Folha que no creía que sería detenido porque, en su opinión, no ha cometido un delito cuando se trata de acceder a  información que considera de interés público.

“Utilicé mi experiencia técnica para acceder a información pública, on line... Me sorprendió su contenido y una pequeña parte del archivo la hice de dominio público. Técnicamente, no tuve dificultades para acceder a la información ... ”, dijo por escrito a la redacción.

Hackers detenidos en la operación de Spoofing, Walter Delgatti Neto (camisa clara y chaqueta oscura) y Danilo Cristiano Marques (camiseta negra)(Foto: Pedro Ladeira/Folhapress, PODER) - Folhapress

Delgatti es sospechoso de un delito  de pertenencia a organización criminal e "invadir el dispositivo informático de otra persona, esté o no conectado a la red informática, por violación  indebida de un mecanismo de seguridad y con el propósito de obtener, alterar o destruir datos o información sin autorización expresa o no autorizada del titular ”, cuya pena es de 3 meses a 1 año de prisión.

Negó haber dicho que vendió los mensajes al PT, procuró aclarar su contacto con la exdiputada Manuela d'Ávila (PC do B) y dijo que, siendo estudiante de Derecho, entendió que había ilegalidades en el marco de la Lava Jato, por ello copió los mensajes.

El sospechoso estaba en su segundo año de Derecho en una universidad privada en Ribeirão Preto (SP) cuando fue detenido.

Delgatti es uno de los cuatro detenidos por la policía en julio sospechosos de hackear los dispositivos. Ha concedido su primera entrevista escrita después de que el Tribunal Federal rechazara el pedido de Folha de encontrarlo en prisión.

La entrevista escrita fue negociada por los abogados Luis Gustavo Delgado Barros y Fabrício Martins Chaves Lucas.

Delgatti reafirma que no ha alterado los mensajes pasados ​​a Intercept. "No edité ni cambié ningún contenido".

Está encarcelado en la Papuda, Brasilia, en el bloque F, ala G, incluso donde se encuentran políticos famosos, como el exministro Geddel Vieira Lima (MDB-BA) y el exsenador Luiz Estevão.

Según Delgatti, entregó el material al periodista Glenn Greenwald de forma espontánea, de forma gratuita y anónima. La policía investiga si más personas participaron en la invasión de la aplicación y si hubo clientes y se realizaron pagos.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original