El exfiscal que reveló que consideró matar a un magistrado del Supremo puede ser investigado

Aunque no llegó a cometer el delito, haber planeado matar a un magistrado podría acarrear consecuencias disciplinarias y civiles

Fábio Fabrini
Brasília

Los miembros del Consejo Nacional de la Fiscalía (CNMP) consideran solicitar una investigación contra el ex Fiscal General Rodrigo Janot por revelar, durante una serie de entrevistas, un plan para matar al magistrado del Tribunal Supremo (STF) Gilmar Mendes.

La iniciativa está siendo discutida en privado por un grupo de miembros del Consejo. La idea es solicitar que el asunto sea tratado como una queja disciplinaria ante la Oficina de Asuntos Internos del CNMP.

El exfiscal general, Rodrigo Janot (Marcelo Camargo/Agência Brasil)

El jueves, Janot dijo a Folha y otros medios de prensa que una vez llegó armado a la Corte Suprema con la intención de ejecutar a Gilmar y luego suicidarse.

La relación de los juristas estuvo marcada por enfrentamientos legales y acusaciones por parte de ambos, especialmente debido al proceso de la Lava Jato.

El episodio es descrito en unas memorias que el exfiscal acaba de publicar. En el libro, "Nada Menos que Tudo" (editorial Planeta), escrito en colaboración con los periodistas Jailton de Carvalho y Guilherme Evelin, Janot balance de su actuación frente a la Lava Jato y rebate las críticas que recibió durante su problemática gestión.

Según uno de los asesores, aunque planear un acto ilícito sin llegar a ejecutarlo no constituye un delito, el caso de Janot puede tener implicaciones disciplinarias y civiles, ya que estuvo activo y dirigió la PGR (Oficina del Fiscal General) en la época de los hechos.

Otro tema a ser investigado es un extracto del libro que indica una posible prevaricación de Janot, según criminalistas. Janot podría haber sido omiso ante supuestos pedidos ilegales mientras estaba al frente de la Fiscalía.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original