"Mi presencia en el Supremo ha sido una ruptura de paradigmas"

La abogada negra y oriunda de la periferia de São Paulo fue citada por la magistrada Rosa Weber durante una votación

Fábio Zanini
São Paulo

Perfilados como un equipo de fútbol, ​​12 abogados de toga sonríen a las cámaras antes de que comience la audiencia en la Corte Suprema por el ingreso en prisión en segunda instancia.

En el centro de la imagen, un paso por delante de sus colegas, la pequeña figura de Silvia Souza, de 35 años, llama la atención. Ella es la única mujer, y la única mujer negra del grupo, que reunió a celebridades del mundo legal brasileño.

"Mi presencia en la Corte ha sido una ruptura de paradigmas de alguna manera, una ruptura de la hegemonía masculina blanca", dice Souza.

Abogada de Conectas, una ONG de derechos humanos, ella y sus colegas se encontraban allí representando a entidades que apoyaban la interpretación, prevista en la Constitución, de que la condena solo puede cumplirse tras una sentencia firme.

La abogada Silvia Souza. (Foto: Eduardo Anizelli/ Folhapress, PODER) - Folhapress

Fueron siete minutos en los que expuso a los magistrados del Supremo que el problema no son solo los prisioneros VIP de la Lava Jato, como el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (PT), sino también una invisible masa de internos.

"Se está dando a entender que esta decisión solo afecta a aquellos condenados por delitos de cuello blanco. Pero, si analizamos el índice de reclusos por estos delitos, es mucho menor que, por ejemplo, el del tráfico de drogas", dice.

El racismo de hoy, dice, se manifiesta de una manera menos explícita pero aún está muy presente. "Es mucho más difícil que hoy en día alguien venga y me diga algo como: sal de aquí, mono. No obstante, tratan de minimizar y rechazar mi presencia en algunos lugares, contradecir lo que defiendo, dudar si estoy representando a una organización", explica.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original