Tras su detención, la cuna espiritual de João de Deus en Goiás, Abadiânia, se ha convertido en un pueblo fantasma

El pasado día 19, el juez de Goiás condenó a João de Deus a 19 años y 4 meses de prisión por delitos sexuales

Natália Cancian Pedro Ladeira
Abadiânia

Un año después de que se destapasen las denuncias de abuso sexuales interpuestas contra el médium João Teixeira de Faria, más conocido como João de Deus, de 77 años, la ciudad elegida por él en 1976 para albergar su hospital espiritual, Abadiânia (GO) se asemeja a un pueblo abandonado.

El precio del hospedaje, que en su auge alcanzó los R$ 200 la noche, ahora oscila entre R$ 50 y R$ 110. Los comerciantes que todavía quedan en la localidad dicen que el movimiento cayó cerca de un 70%. El alcalde José Aparecido Diniz (PP) estima que 1.200 empleos se han extinguido a lo largo del año.

Abadiânia, en Goiania. - Folhapress

Como resultado, la tasa de paro ha pasado del 10% al 20%. "No hemos tenido dificultades financieras, pero tenemos que enfrentar la cuestión del desemprego", dice.

Para la inglesa Chiara Carcianiga, de 55 años, que visita la ciudad desde 2011, la situación es una "oportunidad para el desarrollo espiritual". Es una de las pocas turistas que todavía se sienta en bancos frente a las posadas.

“Es cierto que la ciudad está vacía, pero son fases. Estoy segura de que este lugar volverá a ser un centro espiritual".

El pasado día 19, el juez de Goiás condenó a João de Deus a 19 años y 4 meses de prisión por los delitos sexuales.

El fiscal dice que recibió 350 denuncias de abusos sexuales. Las primeros datan de 1973, las últimas de 2018. 13 denuncias fueron remitidas a los tribunales.

El médium lleva en prisión desde diciembre del año pasado en el complejo carcelario Aparecida de Goiânia. Él niega los cargos de los que se le acusa..

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original