En plena pandemia, una iglesia evangélica pide a la feligresía la donación de sus ayudas económicas

Las congregaciones aliadas de Bolsonaro critican las restricciones de los gobernadores, la vacunación y defienden el tratamiento sin eficacia probada

Brasília

En un video publicado en YouTube en marzo, aparece el líder de la Iglesia Universal Renato Cardoso pidiendo ofrendas para cubrir los costos de la congregación, afectada por la desaparición de creyentes debido a las restricciones impuestas durante la pandemia de la covid.

Con la pregunta "¿prefieres la ayuda de emergencia o la ayuda providencial?", el líder anima a la donación del auxilio dado por el Gobierno a los que hayan perdido ingresos durante la crisis sanitaria. Tercero en la jerarquía de la institución, Cardoso dirige la Universal en Brasil.

SAO PAULO, SP, 21-03-2021 - Renato Cardoso durante la ceremonia (Foto: Reprodução/Igreja Universal no Youtube, MERCADO)

En el video, el líder dice que no será posible devolver las donaciones, pero se multiplicarán al igual que Jesucristo reprodujo los panes y los peces durante su peregrinación por el desierto junto a miles de devotos.

Iglesias como la Universal, que apoyan a Jair Bolsonaro, desde sus púlpitos predican el fin de la política de distanciamiento impuesta por los gobernadores para solucionar el problema de la crisis financiera que, según sus dirigentes, amenaza la supervivencia de los templos.

En las redes sociales, líderes de la Universal, la Iglesia Internacional de Graça de Deus y la Asociación Victoria en Cristo predican contra el distanciamiento social, piden diezmos y ofrendas, defienden el tratamiento contra la covid a base de cloroquina e ivermectina (ambos sin eficacia probada) y cuestionan las vacunas. Ya para aquellos feligreses que están contaminados por el coronavirus, las oraciones y las bendiciones son la promesa de la cura de la enfermedad.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original