PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

18h19

Bovespa

-3,08% 121.801

16h43

Oro

0,00% 117

17h00

Dólar

+2,55% 5,2090

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

La Región del Descubrimiento es la zona de Brasil que más sufre la deforestación

29/05/2017 - 13h48

Publicidad

EDUARDO GERAQUE
ENVIADO ESPECIAL AL SUR DE BAHÍA

El ciclo de destrucción del Bosque Atlántico, que comenzó en 1500 con la llegada de los europeos, vuelve a vivir un momento de gran actividad en Bahía, según revelan los datos de control forestal de la ONG SOS Mata Atlántica y del Inpe (Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales) a partir de imágenes por satélite.

La región sur del Estado de Bahía encabeza las áreas más deforestadas entre 2015 y 2016, de acuerdo con el atlas de la deforestación al que Folha ha tenido acceso.

El Estado experimentó una reducción de 12.288 hectáreas de vegetación de Bosque Atlántico, un incremento del 207% en relación al análisis anterior, de 2014-2015.

Tres ciudades del sur de Bahía -Santa Cruz de Cabrália, Belmonte y Porto Seguro- son los responsables de la mitad del total.

En el Bioma, donde vive el 72% de la población brasileña, la floresta atlántica se extiende desde Rio Grande do Sul a Piauí.

En todo el país, la tala aumentó un 57,7% solo en el último año, en comparación con 2015. Es decir, hubo una reducción de bosque de 29.075 hectáreas.

El índice preocupa a los expertos de SOS Mata Atlántica ya que hacía 10 años que no se experimentaba una tala del paisaje bioclimático de estas proporciones.

CABRALIA
Curiosamente, el actual proceso de reducción del Bosque Atlántico en el sur de Bahía tiene componentes que evocan a tiempos coloniales.

Y es que algunos factores geográficos y socioambientales de la desforestación no cambiaron.

En la región de la actual Santa Cruz de Cabralia, en aquella época, los indios vivían en medio de un rico bosque y el palo brasileño pronto se convirtió en una valiosa materia prima, generando disputas por el territorio.

Durante dos siglos, entre 1500 y 1700, estudios científicos indican que más de 460 mil árboles de la especie que da nombre a Brasil acabaron talados.

En el proceso colonial de deforestación, que prácticamente acabó con el palo-brasil, estaban involucrados desde los dueños de los negocios (los europeos que exportaban la madera y hacían los colorantes) a los indios, que se encargaban del trueque.

En un segundo período, también los esclavos participaron. Todos, tanto por presión o dominación, fueron cómplices del aniquilamiento. Cabralia, Belmonte y Porto Seguro aparecen en la lista de los cinco mayores deforestadores.

A partir de las coordenadas aportadas por el satélite, la expedición en terreno consiguió, a través de caminos de tierra entre desiertas propiedades privadas, dibujar el formato de la destrucción.

Los números conseguidos a partir de los estudios muestran que en Cabralia hubo una desforestación de 3.058 hectáreas de vegetación atlántica, más del 10% de lo talado en todo el país. No están claras las razones que provocaron este aumento en la región.

En su última visita, Folha constató que algunas áreas estaban siendo limpiadas y las maderas, retiradas por camiones.

En las propiedades vecinas a la localidad, granjas de eucalipto engullen, como ya ocurrió anteriormente, la vegetación nativa, de acuerdo con los especialistas.

Sin embargo, no toda deforestación, vista desde lo alto, es ilegal. El control que se realiza por satélite no distingue las talas legales de las ilegales.

Algunas talas, especialmente en áreas públicas, son llevadas a cabo por indios o personas que viven de la economía sumergida.

Los periodistas EDUARDO GERAQUE y DIEGO PADGURSCHI viajaron al sur de Bahía invitados por la ONG SOS Mata Atlántica.

Traducido por AZAHARA MARTÍN

Lea el artículo original

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar