La criticada telemedicina ya es una realidad en Brasil y ahora puede expandirse

El tema genera debate en el Consejo de Medicina pero muchos facultativos ya hacen consultas on line a través de WhatsApp

Natália Cancian Cláudia Collucci
Brasília y São Paulo

Al mismo tiempo que enfrenta las críticas de entidades médicas y está en el punto de mira de una nueva regulación que la convierta en "oficial", la telemedicina ya es una realidad en Brasil tanto en servicios públicos como privados.

La diferencia es que, ahora, el servicio de consultas y hasta cirugías a distancia pasará de fase.

Este mes, el CFM (Consejo Federal de Medicina) anunció que, a partir de mayo, permitirá consultas, diagnósticos y cirugías a distancia. No obstante, después de las críticas vertidas por parte de los consejos regionales de medicina, la entidad admitirá sugerencias y la posibilidad de revisar la norma.

En la práctica, sin embargo, muchos médicos ya realizan consultas on line de manera informal a través de plataformas como WhatsApp, Messenger y Facetime. Por ejemplo, los pacientes envían fotos de problemas en la piel a dermatólogos, resultados de exámenes y dudas sobre la prescripción de tratamientos y, a cambio, reciben orientaciones.

0
Central de atención remota en Porto Alegre - Folhapress

Otros servicios, como las teleconsultas y el teletratamiento, también han sido utilizados por hospitales y convenios de salud.

"La telemedicina ya era practicada por varias aseguradoras, lo que pasa es que no existía un reglamento", afirma José Cechin, de la FenaSaúde, federación que reúne a las mayores aseguradoras de salud del país.

Para Cechin, la nueva norma aumenta la seguridad de las empresas, médicos y pacientes, y permite la ampliación de servicios en la red de salud.

Uno de los servicios de telemedicina más usados actualmente son las llamadas teleinterconsultas, en las que un médico comparte la atención con otro profesional en busca de una segunda opinión. Este modelo ya era regulado por el CFM.

Otras atenciones que involucran contacto de médicos y pacientes, como el teletriage y la telerecomendación, han ganado impulso en el país incluso sin regulación. En estos casos, el paciente se conecta a una central y resuelve sus dudas con un clínico general o especialista sobre el camino que debe seguir dentro del sistema sanitario.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original