La madre de una niña con autismo obtiene una autorización inédita para plantar marihuana en casa

La decisión del Tribunal de Justicia de SP es inédita en esta instancia; En el país, hay al menos 20 familias cultivando marihuana en casa con fines medicinales

Cláudia Collucci
São Paulo

Tras haber sido denunciada y procesada por plantar marihuana en casa, la funcionaria pública, Ángela de 39 años, residente de el municipio de Campinas, en São Paulo, consiguió la autorización judicial para el cultivo y producción del aceite de extracto de cannabidiol, con el fin de tratar a su hija M.L, de 6 años, con autismo.

La demanda de habeas corpus fue interpuesta por la Defensoría Pública de São Paulo. La decisión de la 10ª Cámara de Derecho Criminal del Tribunal de Justicia de SP es inédita en esta instancia y puede crear jurisprudencia. El salvoconducto fue concedido por el plazo de un año.

La funcionaria pública Ángela, de 39 años, de Campinas (SP), y su hija; , que fue denunciada por plantar marihuana en casa - Archivo personal

En Brasil, hay al menos 20 familias cultivando marihuana en casa para fines medicinales, amparadas por medidas cautelares o decisiones de primera instancia. Hay otras incontables actuando clandestinamente.

"Muchos padres no tienen el valor de pedírselo a la Justicia. Cuando pides, te expones, tienes que asumir que cultivas. Entonces, muchos prefieren continuar de manera informal pero corren el riesgo de ser denunciados", dice la defensora pública Daniela Skromov, del núcleo de derechos de la persona con discapacidad.

Ángela intentó conseguir el permiso en septiembre del año pasado, pero le fue negado por la 5ª Sala Criminal de Campinas. Para rechazar la demanda, la jueza argumentó que necesitaría la autorización de la Anvisa (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria) y que el habeas corpus no sería una vía adecuada para solicitarla.

En el recurso, la Defensoría alegó que la Ley de Drogas (11.343 / 06) y el decreto que la regulan prevén la posibilidad de autorización por parte de la Unión de Estados para el plantío, cultivo y cosecha de plantas prohibidas, para uso medicinal y científico. Y es que a pesar de que ya existe una norma de la Anvisa desde 2016 para la importación de productos a base de cannabidiol, no hay una regulación para la siembra.

Desde el 2016, se registraron casi 5.000 autorizaciones para la importación de medicamentos, lo que permitió la entrada de casi 80 mil productos en el país, prescritos por 800 médicos.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original