Famoso en televisión, el nuevo embajador de ecoturismo de Bolsonaro acumula multas ambientales

Es sospechoso de traficar con animales

Ana Carolina Amaral Phillippe Watanabe
São Paulo

 Famoso por sus aventuras en la jungla e interacciones con animales exóticos, el presentador de televisión Richard Rasmussen ya fue multado por el IBAMA por cometer ocho delitos contra la vida silvestre.  No obstante, el viernes pasado (2), fue anunciado por las redes sociales del presidente Bolsonaro como embajador de turismo, con especial énfasis en el ecoturismo.

El total de las multas, aplicadas entre 2002 y 2009, asciende a R$ 263,1 mil y se tramitan como casos separados en los tribunales.  La multa más alta es de R$ 144 mil, fechada en 2004, por dar o intercambiar especímenes silvestres sin autorización de la agencia responsable.

0
Richard Rasmussen - Sabrina M. Rasmussen/Divulgação

 La mayoría de las infracciones se cometieron en Carapicuíba, una región metropolitana de São Paulo, donde Rasmussen tenía un criadero sin denominación de origen de los animales y  podía estar involucrado con su tráfico.  El local fue cerrado por el Ibama (Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables) en 2005.

Cuestionado por Folha, Rasmussen no respondió al contacto del periódico. En una conversación con internautas organizada por UOL en 2008, admitió que el personal de cría no registró las donaciones de animales que recibieron ni de aquellos que murieron durante la cría, pues según él, no había un veterinario para atenderlos.  En el chat, también se quejó de la falta de apoyo por parte del gobierno para que los lugares  de cría tengan ingresos.

Como embajador, el biólogo tendrá la misión de ayudar a divulgar Brasil en el extranjero como destino de ecoturismo, participando en eventos internacionales.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original