Parlamentarios evangélicos pueden impedir la propuesta regulatoria sobre el cultivo del cannabis por parte de empresas

Rechazado por la agencia de vigilancia sanitaria, la autorización será estudiada por el Legislativo

Natália Cancian Angela Boldrini
Brasília

Los miembros de la comisión especial que estudia la propuesta regulatoria que amplia en Brasil el acceso a los medicamentos a base de cannabis quieren promover el cultivo de la hierba, algo que la Anvisa (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria) vetó la semana pasada.

Sin embargo, el esfuerzo puede ser en vano debido a la postura del sector evangélico en el Legislativo, pues es contrario al cultivo de la marihuana, incluso por parte de corporaciones.

Cultivo in vitro de Cannabis con partes de la planta en una universidad federal - Divulgação

La comisión fue formada en junio por el presidente de la Cámara de los Diputados, Rodrigo Maia (DEM-RJ), con el fin de reunir proyectos sobre el uso medicinal de la planta. Por su parte, el ponente de la comisión, Luciano Ducci (PSB-PR) declaró que tiene la intención de presentar una propuesta de aprobación para su cultivo.

"Presentaremos a Brasil un marco regulatorio para el cannabis", dice y continúa: "queremos trabajar una norma que nos permita plantar, producir medicamentos, investigar y exportar e importar tanto medicamentos como materia prima", dice.

Para Ducci, la decisión tomada por la mayoría de los directores de Anvisa de vetar la plantación fue incorrecta. "Es una gran tontería hacer inviable la producción con fines sanitarios. Si va a plantar, será controlado".

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original