La Amazonia lleva 14 meses consecutivos sufriendo el aumento de la deforestación

El incremento constante se produce pese a operaciones del Ejército y la presión internacional

São Paulo

La deforestación en la Amazonia vivió otro mes de aumento en relación con el año anterior, ya es el 14º mes consecutivo y el más alto desde 2016, según datos del Deter, un programa del Inpe (Instituto Nacional de Investigación Espacial). El sistema mide la tala de la floresta prácticamente en tiempo real y es utilizada por el Ibama, para combatir los delitos ambientales.

El crecimiento se ha producido pese al alarde de la campaña Verde Brasil 2, que puso al Ejército en la selva para frenar la deforestación, y la presión de los inversores internacionales que exigen medidas ambientales gubernamentales.

Garimpo na TI Munduruku, no Pará
Los yacimientos ilegales también son causantes de la deforestación de la Amazonia - Marcos Amend/Greenpeace

La destrucción de la selva aumentó un 10% aproximadamente en relación con el mismo mes de 2019 y alcanzó la cifra más alta de km² destruidos desde que comenzó a controlarse la devastación, en 2015. De hecho, en junio ​​se han registrado más de 1.000 km² destruidos.

El Deter también es utilizado para seguir de cerca la tendencia de la deforestación en la Amazonia, que lleva creciendo desde poco antes del gobierno de Jair Bolsonaro.

En comparación con años anteriores, los datos de junio de 2020 son aún más altos. En comparación con 2018, el mes pasado la deforestación creció casi un 112%. En comparación con 2017, el aumento fue del 70%.

Los nueve meses de la gestión Bolsonaro han batido el récord del histórico del Deter. Asimismo, cuatro meses sufrieron una deforestación por encima de los 1.000 km² (tres de ellos en 2019 y el mes de junio de 2020).

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original