La cascada Véu de Noiva, en Mato Grosso, está prácticamente seca debido a la crisis hídrica que azota al país

Es uno de los principales atractivos turísticos del parque Chapada dos Guimarães

Uno de los principales atractivos turísticos del parque Chapada dos Guimarães, en Mato Grosso, la cascada Véu de Noiva [Velo de Novia] se encuentra prácticamente seca debido a la crisis hídrica y climática que azota al país.

Cercado por un muro de piedra arenisca, en un valle en forma de herradura, el lugar alberga nidos de guacamayos escarlata, que también son uno de los puntos de interés local.

Las aguas que normalmente fluyen y caen de una altura de 86 metros recuerdan a un velo de novia, de ahí su nombre. No obstante, debido a la peor sequía en casi 100 años que castiga a Brasil, la cascada ha perdido este aspecto y ha ido menguando hasta verse prácticamente seca.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original