Acuerdo ortográfico completa diez años de aplicación en Brasil

Recuerde los principales cambios que entraron en vigor en enero de 2009

Naief Haddad
São Paulo

Portugal y las naciones lusófonas de África siguieron el acuerdo de ortografía de 1945. Brasil, el sistema establecido en 1943.

Las discusiones para la unificación comenzaron a mediados de los años 1960. En 1990, se aprobó el nuevo acuerdo ortográfico.

El 1 de enero de 2009, Brasil comenzó a adoptar el nuevo sistema. Fue el primero en poner en práctica el acuerdo. A lo largo de 2009 y 2010, Portugal y Cabo Verde también iniciaron el despliegue.

Entre 2015 y 2016, cerraron la transición. Los demás signatarios avanzan más lentamente.

Los cambios incluían el fin de la diéresis y del acento en los dictados abiertos "ei" y "oi" en las paroxítonas, oficializó K, W e Y como letras del alfabeto, y abolió el acento circunflejo en los hiatos "oo" y "ee".

El acuerdo afecta al 0,8% de las palabras en Brasil y 1,6% en Portugal, lo que ayuda a explicar la mayor resistencia de los portugueses.

Miembro del comité de expertos que asesoró al gobierno federal sobre la viabilidad del acuerdo, Carlos Alberto Faraco, profesor titular jubilado de la Universidad Federal de Paraná, no ve ninguna razón para cualquier cambio en las normas aprobadas.

El autor de "Gramática Houaiss da Língua Portuguesa", José Carlos de Azeredo también considera un éxito la implantación del nuevo sistema. Sin embargo, cree que los ajustes son necesarios, especialmente en el uso del guión.

Azeredo admite que otro acuerdo exigiría "un proceso extremadamente complejo". Después de décadas de negociaciones para el consenso de 1990, es improbable que la lusofonía decida reabrir el debate.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original