La escuela de samba Mangueira apuesta por un Carnaval anticonservador y rinde homenaje a Marielle

La escuela presentará este año un tema cuyos protagonistas son los héroes nacionales de la cara B

Ana Luiza Albuquerque
Rio de Janeiro

En la nave de la Mangueira, tradicional escuela de samba de Río de Janeiro, llama la atención una carroza con libros gigantes. Uno de ellos se refiere a la princesa Isabel, un miembro de la familia real portuguesa, que por haber firmado la abolición de la esclavitud, es recordada como una especie de redentora.

El carnavalesco Leandro Vieira explica que el coche contará con "la cara B" de los héroes que se enseñan en la escuela. La princesa Isabel estará acompañada de otros nombres cuya bondad será cuestionada, como Duque de Caxias, Floriano Peixoto y José de Anchieta.

La alegoría es un buen resumen de la trama "Historia para Dormir Gente Mayor [Historia para Ninar Gente Grande]", que llevará hasta la Sapucaí la narrativa no oficial de la historia del país.

En la sede de la Mangueira se trabaja a todo vapor en las carrozas del desfile - Folhapress

Este año, la escuela destacará la importancia del papel de figuras negras, indias y pobres que, en general, todavía desconocidas por gran parte de la población.

"Es pertinente en este momento político", afirma Vieira.

¿La trama representa una resistencia al presidente Jair Bolsonaro? "No lo [decir eso] creo pertinente porque suena propagandista", dice. "La Manguera sigue la tendencia de hacer temáticas contra el conservadurismo".

Mónica Benicio, viuda de la concejal Marielle Franco, asesinada hace casi un año en un crimen aún no solucionado, abrirá el último bloque de carnavaleros, dedicado a hombres y mujeres favelados que superaron el prejuicio y alcanzaron notoriedad.

"Para mí, por ser una mujer de la favela, tiene un significado muy simbólico, es un lugar de mucha responsabilidad, es por la preservación de la memoria y del legado de Marielle, un acto de militancia", dice.

La representatividad se extenderá a la causa LGBTQ: por primera vez, la escuela tendrá una musa trans, la bailarina Patricia Souza.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original