Un estudio revela que los brasileños son los que más escuchan música nacional

De un análisis realizado a partir del ranking de Spotify se desprende que ninguna otra nación escucha tanto música local

Lucas Brêda
São Paulo

Al brasileño le gusta la música brasileña. La constatación es evidente cuando se observa la programación de la mayoría de las cadenas de radio.

No obstante, en esta década, las compañías discográficas dejaron de lado los medios físicos para finalmente establecerse en Internet, y el streaming ya ha alcanzado el tamaño de la radio en Brasil.

La cantante Anitta durante el festival Rock in Rio (Foto: Adriano Vizoni/Folhapress, ILUSTRADA) - Adriano Vizoni

Un estudio realizado por DeltaFolha, basado en las pistas más reproducidas en Spotify en varios países, confirma esta conclusión.

"Ya sea porque nuestro idioma nos separa de América Latina, o por nuestras dimensiones continentales, la música brasileña siempre ha sido mucho más importante que cualquier otra para nosotros", dice Eduardo Vicente, doctor en Ciencias de la Comunicación de la USP y estudioso de música popular. "Ningún país de América Latina tiene un porcentaje de consumo de repertorio interno como el nuestro. Podemos compararnos con Estados Unidos, Japón o países de Europa".

Además de la cuestión idiomática, Vicente cree que nuestra dificultad de exportación tiene que ver con la industria. "Brasil fue un buen mercado para empresas internacionales", dice,  "sin embargo, estas no han tenido interés en competir fuera con otros artistas".

Hoy en día, el funk puede llegar a las listas latinoamericanas, pero el éxito internacional de nuestra producción todavía se limita a éxitos y situaciones puntuales. Como ocurrió con la bossa nova.

Pero el aislamiento que muestran los números tiene más que ver con la preferencia por la música nacional que con la ausencia de éxitos extranjeros.

Un estudio de Nopem, Nelson Oliveira Market Research, que enumera, por año, los álbumes más vendidos en el país desde 1965, muestra que los artistas brasileños configuran la mayoría. Incluso los éxitos foráneos aparecen dentro del país en sus versiones traducidas, comunes desde principios del siglo pasado hasta el "shallow now" de Paula Fernandes.

Y es que para el profesor, tal y como creían los tropicalistas, la música internacional entró en Brasil mezclada o "antropofagizada".

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original