PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

18h30

Bovespa

-5,50% 73.429

16h43

Oro

0,00% 117

09h46

Dólar

+0,78% 5,1430

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

Ayrton Senna murió en la pista y Ecclestone pidió que la carrera continuara, afirma una asistente

02/05/2014 - 13h42

Publicidad

MAURÍCIO DEHÒ
DE UOL

En el día en que se cumplieron 20 años de la muerte del tricampeón mundial de Fórmula 1, Ayrton Senna, la asistente del piloto en el momento del accidente, Betise Assumpção, publicó un texto en su sitio web, en donde relató los acontecimientos del 1 de mayo 1994 en Imola y cómo fueron los contactos entre la familia de Senna, la FIA, Bernie Ecclestone y el médico oficial de la categoría.

Motivada por la fecha, como le contó a UOL (empresa controlada por el Grupo Folha, que publica Folha), decidió aclarar cómo vivió aquel dramático momento.

Betise cuenta que escuchó de la boca de Ecclestone y del médico Sid Watkins frases en las que decían que Senna murió en la pista.

Ella explicó que la interpretación dada es que Senna "no iba a sobrevivir", a pesar de todavía tenía pulso.

Betise contó que el jefe comercial de la categoría, Bernie Ecclestone, llamó al hermano de Ayrton, Leonardo, para hablar después del accidente.

Ecclestone habló primero con la asistente, porque quería saber cómo decirle a Leonardo la información que tenía, ya que el hermano del piloto no hablaba inglés.

La conversación, por lo tanto, tuvo lugar con la presencia de Betise, en una sala privada del motorhome. Ecclestone fue directo.

"He is dead". La asistente le tradujo lo dicho a Leonardo. "Leo, siento mucho tener que decirte esto, pero él está diciendo que Ayrton está muerto", dijo Betise antes de abrazar a Leonardo que, según el relato, lloraba copiosamente.

Ecclestone, en el momento, añadió. "Pero sólo lo vamos a anunciar más tarde, para no parar la carrera".

Según Betise, Leonardo se desesperó, lloraba muy alto y temblaba. La asistente intentó calmarlo para que el hermano pudiera entrar en contacto con sus padres en Brasil para darles la noticia.

"Leo, realmente lo siento mucho", dijo. "De verdad, no sé qué más decirte, pero tienes que hacer una cosa. Tienes que recomponerte para llamar a tus padres en Brasil. Deben estar desesperados y no puedo ser yo quien les de esta noticia. Ellos tienen que escucharlo de ti. Estoy segura de que va a ser más reconfortante para ellos también".

El propio Ecclestone ofreció el teléfono del motorhome para realizar la llamada.

Bernie Ecclestone siempre negó haberle dicho a Leonardo que Ayrton estaba muerto.

Según el dirigente, se produjo un error de traducción, cuando dijo, en inglés, la frase "He's got a bad bump on his head", que significa "Él tiene una lesión grave en la cabeza". La confusión habría sido entre " He is dead" ("él está muerto") y "his head"("la cabeza de él").

En seguida, de acuerdo con el relato, el jefe de prensa de la FIA, Martin Whitaker, llegó al motorhome, conversó rápidamente con Ecclestone y se dirigió Betise. "Lo que dije en la sala de prensa es que Ayrton tuvo lesiones en la cabeza y fue llevado al hospital", afirmó Whitaker.

Betise retrucó: "Bernie nos acaba de decir que Ayrton está muerto", afirmó la asistente, quien fue constantemente contestada por Whitaker. " No, lo que le dije a la prensa es que tuvo lesiones graves en la cabeza".

"Martin, creo que usted no entiende lo delicado de la situación. Leo ya le informó a la familia que Ayrton murió. Ellos ya están lidiando con un enorme dolor", dijo la asistente de Senna.

"Betise, lo entiendo. Pero le dije a la prensa que tenía lesiones en la cabeza y que fue al hospital. No dije que él está muerto", respondió Whitaker.

"Salí de la habitación y le conté todo a Leo. Él llamó a Brasil de nuevo y le dijo todo a su madre Neyde y su padre Milton. Pasé las siguientes cinco horas traduciendo, transmitiendo mensajes y lidiando con las esperanzas y los dolores de Leo en el hospital y de la familia en Brasil. Sólo cuando el doctor Sid Watkins llegó al hospital quedó todo aclarado".

Betise contó que entonces tuvo una conversación con el Watkins, entonces el médico jefe de F-1, quien fue el primero que atendió a Senna y también llevó a cabo una operación de traqueotomía para ayudar al piloto a respirar.

"Betise, no hay ninguna esperanza. Él ya estaba muerto en la pista", habría dicho el médico para dar una dimensión de la gravedad del cuadro, además de describir los detalles de la lesión en la cabeza del piloto.

Traducido por NATALIA FABENI

Lea el artículo original

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar