Felipão supera la desconfianza y lidera el arranque del Palmeiras

Cuando el técnico llegó, en el campeonato, el equipo era apenas figuración

São Paulo
Felipão da instrucciones a los jugadores en el partido contra el Vasco en São Januário - REUTERS

En julio, Luiz Felipe Scolari era objeto de la desconfianza de los hinchas palmerenses. Hoy es el protagonista de la remontada del Palmeiras en el Brasileiro, que ha culminado con la conquista del título.

Cuando el técnico llegó, en el campeonato, el equipo era apenas figuración. Se encontraba en la séptima colocación, a ocho puntos del líder, el Flamengo.

Roger Machado fue despedido y Felipão, contratado. Como consecuencia, el equipo reaccionó e inició la mayor secuencia invicta de la historia del campeonato por puntos consecutivos (22 partidos) y se consagró como campeón.

El técnico pentacampeón mundial en 2002 diseñó una estrategia basada en su especialidad: los torneos de eliminación. Cuando entró, la esperanza para salvar la temporada era ganar la Copa de Brasil o la Libertadores.

Con la secuencia de partidos en tres torneos diferentes, el técnico decidió montar prácticamente dos equipos. Uno para el Brasileiro y otro para la Copa de Brasil y Libertadores.

En las copas, el Palmeiras no consiguió llegar donde quería. Se detuvo ante el Cruzeiro en la Copa de Brasil y ante el Boca Juniors, en la Libertadores.

Felipão entonces hizo que el Palmeiras se concentrase en el Brasileiro y montó un equipo que se tomase cada partido como una decisión.

Este título lo aleja de la fama de técnico ultrapasado que lo ha estado asombrando en los últimos años, principalmente tras la goleada de 7 a 1 sufrida contra Alemania, en la semifinal del Mundial de 2014, disputado en Brasil.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original

Alberto Nogueira , Luiz Cosenzo y Rafaela Cardoso