El dominio gaucho en la selección brasileña ya supera los 4.500 días

Desde 2006, solo han sido contratados técnicos de Rio Grande do Sul

Alex Sabino Toni Assis
São Paulo

Era 2007 y Gremio había eliminado al Santos en las semifinales de Libertadores, dentro de Vila Belmiro. La clasificación llegó a pesar de una derrota por 3-1. Después del partido, el entonces entrenador del Santos, Vanderlei Luxemburgo, dijo que algún día ganaría el torneo sudamericano, pero que jugaría un fútbol bonito y ofensivo. Era una provocación hacia su rival.

En el otro vestuario, el gaucho de Passo do Sobrado, Mano Menezes, entrenador de fútbol, ​​fue informado sobre el comentario del contrincante. "Saber defenderse también es bonito", respondió.

El entrenador de la Selección brasileña Tite, durante la Copa América REUTERS/Pilar Olivares - REUTERS

Dentro de los estereotipos que pueden prevalecer en el fútbol, ​​la escuela de entrenadores gaucha a menudo se ve como defensiva, priorizando la fuerza sobre la técnica. Pero si es así, ¿por qué  los entrenadores de Rio Grande do Sul dominan la selección brasileña con más éxitos de la historia de los Mundiales? Son 13 años consecutivos bajo el mando de profesionales originarios de ese Estado.

Tras la partida del carioca Carlos Alberto Parreira en julio de 2006, ocuparon el puesto: Dunga (dos veces), Mano Menezes, Luiz Felipe Scolari y Tite, que encabezará el equipo en un amistoso en Estados Unidos el viernes (6), contra Colombia.

"Es más una legenda que una verdad [la existencia de una escuela gaucha de técnicos]", dice Mano Menezes, quien dirigió el equipo nacional de 2010 a 2012 y fue contratado por Palmeiras el martes pasado (3).

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original