PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

18h19

Bovespa

+0,42% 100.098

16h43

Oro

0,00% 117

17h00

Dólar

-0,15% 5,2320

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

El FMI señala la elevada deuda pública y las trabas en las infraestructuras de Brasil

09/10/2013 - 11h12

Publicidad

BLOG DINHEIRO PÚBLICO & CIA

El Fondo Monetario Internacional (FMI) adoptó un tono elegante para tratar las decepcionantes perspectivas de crecimiento de la economía brasileña, pero distribuyó los motivos a lo largo de un documento de 249 páginas sobre el escenario global.

El documento habla del déficit creciente en las transacciones de bienes y servicios con el resto del mundo, de la dificultad de invertir en infraestructura, de la inflación por encima de la meta exigiendo más intereses para contener el consumo y -al contrario de lo que proclama el gobierno brasileño- una deuda pública elevada.

Rafael Andrade/Folhapress
En palabras del FMI: "En Brasil y en India, las trabas en la infraestructura y en la regulación [de las inversiones privadas] frenaron la capacidad de oferta ante una demanda doméstica aún fuerte".
En palabras del FMI: "En Brasil y en India, las trabas en la infraestructura y en la regulación [de las inversiones privadas] frenaron la capacidad de oferta ante una demanda doméstica aún fuerte".

Las exóticas maniobras contables practicadas por el Tesoro Nacional en los últimos cuatro años también llaman la atención del Fondo. En palabras del FMI Brasil, es citado junto a Venezuela y China, como una de las economías donde hay "crecientes riesgos para el Presupuesto y la deuda pública debido a actividades semi-fiscales".

Traducido, eso significa que son gastos decididos por el gobierno, pero que dejan de aparecer en las estadísticas oficiales; un caso típico en Brasil es el uso del banco federal de fomento, el BNDES.

Todo eso lleva a la característica nacional más peculiar: el peso de los gastos públicos, especialmente en el área social, y de la carga tributaria, sin comparación en el mundo emergente (tal vez solo en Argentina, pero las estadísticas del país vecino ya no son confiables).

Los gastos de la Unión, los Estados y municipios responden por cerca del 40% del Producto Interno Bruto, o sea, de toda la renta generada en el país, y casi toda esa montaña de dinero alimenta el consumo.

En palabras del FMI: "En Brasil y en India, las trabas en la infraestructura y en la regulación [de las inversiones privadas] frenaron la capacidad de oferta ante una demanda doméstica aún fuerte".

El gobierno gasta más de lo que recauda y acumula deudas que están entre las mayores del mundo emergente. La contabilidad nacional tiene valores menores porque descuenta de la deuda pública el valor de las reservas en dólar del Banco Central, además de otros artificios más heterodoxos, pero el documento del FMI muestra que los trucos no engañan más.

En base al criterio del país, la deuda pública líquida está en torno al 34% del PIB. En base a la metodología más común en el resto del mundo, la deuda bruta cerrará el año en el 67% del PIB, casi el doble.

Salvo breves interrupciones, la economía de Brasil crece por debajo de la media de los emergentes desde los años 80, debido, en gran parte, a la elección política de crear el mayor aparato de protección social fuera del mundo desarrollado. El marco oficial de esa opción es la Constitución que completó 25 años esta semana pasada.

Traducido por MARÍA MARTÍN

Lea el artículo original

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar