Petrobras vende a la estadounidense Chevron la refinería de Pasadena por US$ 562 millones

La operación forma parte del plan de desinversiones de Petrobras y fue aprobada por el consejo de administración de la empresa estatal

Nicola Pamplona
Rio de Janeiro

​Petrobras confirmó el miércoles (30) la venta de la polémica refinería de Pasadena, en Estados Unidos, a la estadounidense Chevron.

El acuerdo asciende a US$ 562 millones, cerca de la mitad del valor desembolsado por la empresa pública para mantener la unidad en medio del proceso de investigación de la Operación Lava Jato.

Localizada a las afueras de Houston, la capital de Texas, la refinería es vista por Chevron como una alternativa para expandir su capacidad para refinar petróleo producido en reservas no convencionales de Estados Unidos y atender su red de gasolineras de la región.

Vista de la refinería de Pasadena, en el canal de Houston, en Texas (EEUU) - Agência Petrobras

La operación forma parte del plan de desinversiones de Petrobras y fue aprobada el miércoles por el consejo de administración de la pública, casi un año después de la oferta del activo al mercado.

Según la compañía, del valor total, US$ 350 millones corresponden al valor de la unidad y el resto, a capital de giro. El valor final de la operación todavía está sujeto a la actualización del capital de trabajo.

La refinería fue comprada en 2006. Petrobras justificó la adquisición de la planta apelando a la necesidad de un punto de entrada en el mercado estadounidense de combustibles.

La estatal pagó US$ 360 millones por la mitad de la empresa, casi ocho veces más que los US$ 42 millones desembolsados un año antes por el 100% del capital de la suiza Astra.

En la disputa judicial, acabó desembolsando US$ 1.200 millones para quedarse con todas las acciones. Con la crisis financiera, Petrobras decidió reducir sus operaciones en el exterior e incluir Pasadena en su lista de activos en venta.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original