Recién inaugurado, un bar de derechas en Belo Horizonte ofrece plato Triplex y bebida Vete a Cuba

En el poco tiempo de vida del Destro, no se han producido situaciones de tensión con la izquierda

Fábio Zanini
São Paulo

La decoración exhibe iconos de derecha como el expresidente de EEUU Ronald Reagan, los ex primeros ministros británicos Winston Churchill y Margaret Thatcher y pensadores liberales como Milton Friedman y Ludwig von Mises. De Brasil, son homenajeados el exministro Roberto Campos, el Barón de Mauá y el filósofo Olavo de Carvalho, entre otros.

La descripción no es de la sede de uno de los incontables institutos conservadores que han proliferado en Brasil en los últimos años, sino de un bar. Inaugurado hace dos semanas en Belo Horizonte (MG), el Destro es reconocidamente de derechas, probablemente el primero de Brasil con esa temática.

Destro Bar - Divulgação

En el menú, además de varios tipos de frituras, hay platos con nombres como Tríplex (osobuco, queso canastra y mandioca cocida), Lula Tá Pressa [calamar estaá detenido]  (anillos de calamar) y Saludando la Mandioca (salchichas de cerdo con mandiocas cocidas). Entre las bebidas destacan el Vai Pra Cuba! [Vete a Cuba] (mojito de maracuyá) y el Trump Wall (a base de tequila y jugo de limón). El bar también cuenta con una cerveza artesanal, la Destra.

El  "Tríplex" está asociado al inmueble del municipio de Guarujá atribuido a Lula y objeto de su condena; Ya "Lula Tá presa" hace referencia a la prisión del petista y saludando a la mandioca, a una frase de Rousseff pronunciada en 2015.

Los martes, en lugar de las ofertas de 2x1 común en todo Brasil, la promoción "Impuesto é Roubo" [Los impuestos son un robo] ofrece descuentos en bebidas y aperitivos.

La idea surgió de cuatro amigos de derechas que se conocieron en la PUC de BH, tres estudiantes de derecho y uno de administración. En tres meses, el bar abría sus puertas en el barrio Sion, zona bohemia de la capital minera.

En este corto período de vida del Destro, no hubo situaciones de tensión con la izquierda, apenas algunas críticas vía redes sociales.

A pesar de que los cuatro socios se declaran fieles bolsonaristas, la figura del presidente no se encuentra en el local, al menos por ahora. Según Neto, aún es pronto. "Vamos a esperar y ver si hace un buen gobierno. Si lo hace, le colgamos un cuadro ", dice.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original