El acuerdo entre Mercosur y la UE es equilibrado y abre oportunidades para todos, dice la jefa de la delegación europea

Para Claudia Gintersdorfer, el sector agrícola del bloque europeo no perderá con los tratados y Brasil tendrá tiempo para adaptarse

Ricardo Della Coletta
Brasília

La jefa interina de la delegación de la Unión Europea en Brasil, Claudia Gintersdorfer, declaró a Folha que ni el sector agrícola europeo ni los segmentos de la economía brasileña, como la industria automotriz, perderán con el acuerdo de libre comercio firmado entre la UE y Mercosur.

Desde que la Comisión Europea y los gobiernos de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay llegaron a un acuerdo, a finales de junio, los sindicatos de agricultores europeos se han quejado de que la eliminación de las barreras a la importación de productos de Mercosur representa una amenaza a los agricultores de Europa.

La jefe de la delegación de la UE en Brasil, Claudia Gintersdorfer - Divulgação

Ya en Brasil, hay preocupación por parte de los fabricantes de automóviles con la entrada, en un futuro, de vehículos importados más baratos. "No es un juego de suma cero donde una industria pierde y la otra gana. Creo que abre oportunidades para todos", explica Gintersdorfer.

Como jefe de negocios, liderará la delegación hasta la llegada del nuevo embajador, el español Ignacio Ybáñez, algo que debe ocurrir en las próximas semanas.

En una entrevista el viernes (12), en la sede de la misión de la UE en Brasilia, la diplomática dijo que el tratado es histórico porque fortalece el multilateralismo y un sistema internacional basado en el "comercio abierto y justo", valores cuestionados tanto por el nacionalismo de Donald Trump en Estados Unidos como por el brexit.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original