La empresa propietaria de las marcas Kipling, Timberland y Vans confirma la suspensión de la compra de cuero brasileño

VF Corporation dice que aboga por un estilo de vida sostenible y no consigue garantizar la seguridad del material procedente de Brasil

Arthur Cagliari

La empresa que gestiona Kipling, Timberland, Vans y otras quince marcas confirmaron en una nota enviada a Folha que suspenderá el uso de cuero brasileño hasta que garanticen que la procedencia de los materiales cumple todos sus criterios de  seguridad ambiental.

"VF Corporation y sus marcas han decidido no continuar suministrando el cuero y la curtiduría de Brasil para la fabricación de los productos hasta que se garantice que los materiales utilizados en nuestros productos no contribuyen al daño ambiental del país".

En el mensaje, la compañía también argumenta que su negocio "apunta a potenciar estilos de vida activos y sostenibles".

"Desde 2017, perfeccionamos nuestro suministro mundial de cuero a través de estudios para garantizar que los proveedores de piel cumplan con nuestra política responsable".

Bota de la marca Timberland - Reprodução

El grupo de marcas de diseñadores de VF Corporation que ha suspendido las compras de cuero brasileño incluye las marcas Timberland, Dickies, Kipling, Vans, Kodiak, Earth, Walls, Workrite, Eagle Creek, Eastpack, JanSport, The North Face, Napapijri, Bulwark, Altra, Rompehielos, Smartwoll y Horace Small.

La decisión del grupo fue transmitida al gobierno el martes (27) a través  del CICB (Centro de Industrias de Curtiembres de Brasil). En una misiva enviada al Ministerio de Medio Ambiente, el presidente de la entidad, José Fernando Bello, advirtió al gobierno sobre los efectos negativos en las exportaciones del sector de la quemas.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original