Los inversores aumentan la presión por una minería más segura en Brasil

Después de vender acciones de Vale, el fondo de pensiones de sacerdotes británicos lidera la 'intervención' del sector

Nicola Pamplona
Rio de Janeiro

Después de deshacerse de las acciones de la minera Vale, la Iglesia de Inglaterra, que administra el fondo de pensiones para trabajadores y clérigos de la iglesia anglicana, pidió a otros inversores que se unan a los esfuerzo de exigir más transparencia y seguridad en el sector minero.

El fondo adoptó esta actitud justo después del colapso de la represa de Brumadinho (MG). La tragedia que dejó 249 muertos y 21 desaparecidos en enero condujo a una reducción de los inversores institucionales en empresas del sector.

0
BRUMADINHO, MG, 26.01.2019 - El lodo invade una casa en la región de Brumadinho. (Foto: Eduardo Anizelli/ Folhapress) - Folhapress

En las últimas semanas, tanto las compañías mineras brasileñas reunidas en el Ibram (Instituto Brasileño de Minería) como productores internacionales han lanzado programas de mejora de la seguridad y de las relaciones con las comunidades.

Hasta noviembre, el Consejo Internacional de Minería y Metales (ICCM) publicará un nuevo código de conducta, con estándares más estrictos en la operación de presas. Para los analistas, la presión de los inversores ha sido fundamental.

Los inversores liderados por la Iglesia de Inglaterra crearon la  Iniciativa de Seguridad para Inversores en Minería y Residuos. El grupo reúne a inversores que administran alrededor de US$ 1.3 billones y ha pedido a más de 700 compañías mineras detalles de sus operaciones para evaluar la seguridad.

El director de Ética y Compromiso del consejo de pensiones de la entidad, Adam Matthews, dijo el martes que fue un proceso de "intervención sistémica" por parte de inversionistas del sector, algo que no sucedió después del desastre de Samarco, en 2015, que dejó 19 muertos y un rastro de destrucción.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original