El petróleo puede comprometer 144.000 puestos de trabajo de pescadores

Ibama aconseja a los pescadores evitar contacto con el petróleo

João Pedro Pitombo João Valadares
Salvador y Recife

Las manchas de petróleo que contaminan la costa noreste de Brasil desde el 30 de agosto podrían comprometer hasta 144.000 puestos de trabajo de pescadores y productores de mariscos de los nueve estados de la región afectada.

Este es el número de profesionales de la pesca registrados en las 77 ciudades cuya costa se vio bañada por el petróleo, según datos del Ministerio de Agricultura.

La ministra Tereza Cristina ha anunciado que el Gobierno anticipará un mes el pago del seguro a aquellas comunidades pesqueras del noreste que se han sido perjudicadas por las mareas negras.

El seguro es una ayuda, por valor de un salario mínimo, que se da a los pescadores en períodos de interrupción temporal de la actividad pesquera para favorecer la reproducción y preservación de especies.

Un delfín fue encontrado muerto en el litoral sur de Alagoas - Instituto Biota

En Conde, Bahía, a 181 km de Salvador, los pescadores llevan dos semanas sin meterse en el mar, ya que existe la posibilidad de que los peces estén contaminados.

Bahía Pesca, empresa del Estado de Bahía, ha informado que 13.375 pescadores y criadores de mariscos de ocho ciudades han sido directamente afectados por la llegada de petróleo y estudia un plan de emergencia para ayudar a reparar el daño causado a las familias.

Asimismo, el ente recogerá pescados y mariscos para someterlos al análisis de la Vigilancia Sanitaria y Ambiental, que determinará si el pescado es apto para el consumo o si está contaminado.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original