El Tribunal Federal de Cuentas aprueba la megasubasta del presal y el ejecutivo brasileño lo celebra

La decisión ayuda a disminuir la deuda de las cuentas públicas, según el equipo económico

Fábio Pupo
Brasília

El TCU (Tribunal Federal de Cuentas) aprobó las reglas de la subasta del presal que se celebrará en noviembre. Pese a las pegas del organismo de control, la decisión fue conmemorada por parte del equipo económico.

Waldery Rodrigues, secretario especial de Finanzas del Ministerio de Economía, considera la decisión un paso fundamental para la subasta del próximo mes, que ayudará a suavizar el agujero de las cuentas públicas. "Es un día histórico para el país", dijo al periódico.

Plataformas y navío que operan el presal ( Foto: Ricardo Borges/Folhapress) - Folhapress

Rodrigues atribuyó el avance a un trabajo de diálogo intenso entre el gobierno y el organismo de control, que habría contribuido al avance del análisis por parte de los técnicos. "El Ejecutivo trabajó de forma coordinada con las diversas áreas involucradas en un debate que ha evolucionado desde la transición [del gobierno]", dijo.

Sin embargo, señala que aún será necesario pasar por otras fases de aprobación hasta la subasta. De hecho, el TCU estudio otro proceso que analiza la subasta de excedentes. "Este es un paso importante, pero hay otros, que tendrán un gran impacto en el empleo y los ingresos", dijo.

Incluso antes de asumir el cargo, el ministro Paulo Guedes (Economía) colocó la disminución de la deuda como una prioridad del equipo económico. Su objetivo era "desatascar" el mercado de petróleo y gas, y reducir la participación de Petrobras mediante la adhesión  de empresas privadas y la recaudación de fondos para las arcas públicas.

La intención del Ejecutivo es recibir el dinero en diciembre, pero el equipo económico ya cuenta con que el ingreso quede para 2020.

En teoría, las decisiones de TCU no son condiciones necesarias para que se celebre la subasta. Pero la aprobación del organismo de control ofrece más seguridad jurídica a la disputa y, por lo tanto, aumenta el atractivo del sector.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original