Repartidores de app protestan durante siete horas en São Paulo

Los trabajadores reivindican un aumento del valor de la entrega; La manifestación reunió a trabajadores de todas las categorías

São Paulo

Convocado hace aproximadamente un mes, el paro de los entregadores de aplicaciones de delivery este miércoles (1º) duró más de siete horas. La protesta fue nacional y pide tarifas más justas y elementos de protección básicos durante la pandemia del coronavirus.

Con el apoyo del movimiento sindical en São Paulo, las manifestaciones se concentraron en tres partes de la ciudad, llevando a las calles a cientos de motociclistas y ciclistas entre las 9 am y las 4:30 pm. Los trabajadores prometen una nueva huelga antes del 12 si sus reivindicaciones no son escuchadas.

Alrededor de las 10 de la mañana, unos 500 motoristas ya estaban reunidos en SindimotoSP, una unión de motociclistas, ciclistas y conductores de mototaxi del Estado. Además de las neveras portátiles de marcas como iFood, Uber Eats y Rappi, los trabajadores portaban banderas de la UGT y el Sindicato de Comerciantes. Al mismo tiempo, otro grupo se concentraba en la Avenida Paulista frente al Masp.

Además del aumento en las tasas de entrega de aplicaciones como iFood, Uber Eats y Rappi, los miembros del sindicato defienden la aprobación de la PL 578, de 2019, que regula a través de una ley federal y exige que las empresas paguen un 30% de la peligrosidad adicional a los entregadores. Asimismo, los trabajadores exigen mejores condiciones de trabajo y la suspensión de bloqueos arbitrarios realizados frecuentemente por las empresas de app.

Manifestación de entregadores en São Paulo (Foto: Rivaldo Gomes/Folhapress). - Folhapress

Los entregadores, que se organizan en docenas de grupos de WhatsApp, a los que Folha ha tenido acceso, informan que no hay recomposición del alcohol en gel, que la puntuación individual de Rappi está obstaculizando las ganancias y que algunas plataformas hacen bloqueos injustificados.

Llamado BrequedosApps, el paro también se convocó en otras capitales, como Río de Janeiro, Belo Horizonte, Porto Alegre, Salvador y Recife.

Por su parte, Amobitec (Asociación Brasileña de Movilidad y Tecnología), que reúne a compañías como Uber, 99 e iFood, informó a través de una nota que sus asociados no trabajan con un sistema de puntuación para la distribución de pedidos.

Uber Eats señaló que "no hubo una disminución de las tarifas pagadas" y que los entregadores diagnosticados con la Covid-19 reciben asistencia financiera por hasta 14 días. También dijo que todas las ingresos de los trabajadores están disponibles de manera transparente en la app.

Según iFood, el personal de entrega solo es bloqueado cuando hay evidencia de pérdida de pedidos, fraude en los pagos o cesión de registro a terceros, por ejemplo.

Rappi informó que su programa de puntuación fue creado "para que los entregadores con un mayor número de puntos tengan preferencia a la hora deaceptyar pedidos , creando más oportunidades para ellos y una mejor experiencia para nuestros clientes".

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original