PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

18h08

Bovespa

-0,91% 95.045

16h43

Oro

0,00% 117

17h00

Dólar

+1,63% 3,9870

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

Aumenta el número de brasileños detenidos intentando ingresar ilegalmente en EE UU

06/02/2017 - 14h57

Publicidad

PATRÍCIA CAMPOS MELLO
ENVIADA ESPECIAL A WASHINGTON

En diciembre del año pasado, la minera Adriana (nombre ficticio), de 28 años, llegó a Ciudad Juárez en México donde fue dejada por un coyote (un traficante de personas) en una carretera cercana a la frontera con los Estados Unidos.

Adriana cogió a su hija de dos años en brazos y dio la mano a su otra hija de nueve que sufre microcefalia y no consigue andar muy rápido.

Puso una mochila en la espalda a su hijo de siete años y le dijo: "corre y no mires atrás". No podían permitirse ser detenidos por la policía mexicana porque los mandarían de vuelta a Brasil.

La familia consiguió pasar una barrera que señalizaba la frontera con el país vecino, pero fue detenida por una patrulla fronteriza cuando por suerte ya se encontraban en suelo americano. Respiraban tranquilos porque sabían que no podían ser deportados.

De acuerdo con la patrulla fronteriza americana, se duplicó el número de familias brasileñas detenidas tras ingresar ilegalmente en el país. De 608 personas, en el año fiscal de 2015, pasó a 1.541, en el año fiscal de 2016, que terminará el próximo 30 de septiembre.

La cantidad de niños brasileños sin acompañantes siguió la misma tendencia y casi se triplicó: de 23 a 66.

La comunidad brasileña en situación irregular en Estados Unidos estaba estimada en 140.000 personas (de un total de cerca de 1,4 millones de brasileños), en 2009.

Con la crisis financiera americana, hubo un éxodo de brasileños y el número disminuyó hasta casi los 100.000, en 2011. Pero, con la situación económica cada vez más deteriorada en Brasil, a partir de 2014, muchos de los "retornados" volvieron a Estados Unidos.

La mayoría de los brasileños se queda en Estados Unidos por el sistema conocido como 'cae cae': cruzan la frontera e inmediatamente se entregan a la policía aprovechando que la normativa actual no deporta automáticamente a niños que entran en el país de forma ilegal.

Esta es la razón por la que muchos padres o madres viajan acompañados de al menos un hijo menor de edad.

Traducido por AZAHARA MARTÍN

Lea el artículo original

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar