"Nosotros ofrecemos amnistía a los militares que decidan desertar de Maduro, dice Juan Guaidó

Presidente de la Asamblea de Venezuela quiere conducir la transición democrática

Sylvia Colombo
Buenos Aires
Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela en una reunión con parte de la oposición en Caracas - REUTERS

Juan Guaidó, de 35 años, pasó el sábado en plena campaña contra la dictadura de Nicolás Maduro. El presidente de la Asamblea Legislativa de Venezuela celebró pequeños mítines, tratando de animar a la población a apoyar la causa de este órgano, que tiene mayoría opositora y , desde 2015, es el único elegido por el voto legítimo en Venezuela.

"Nuestro objetivo inmediato es hacer la transición del país de vuelta a la democracia, incluyendo amnistiar a militares y políticos si es necesario, usando el modelo que sea, desde que haya consenso con la sociedad, que se va a expresar a través del voto", dijo Guaidó a Folha, por teléfono desde Caracas, entre un atril y otro.

"Hoy hay 159 militares presos acusados de insubordinación y en los últimos tiempos hubo casi 3.000 bajas. Así, es posible ver que es una cuestión de tiempo para que un número cada vez mayor de ellos se una a nosotros", afirma.

La Asamblea Nacional, apoyada por gran parte de la comunidad internacional, considera que, a partir de 2015, la dictadura de Nicolás Maduro realizó varios pleitos irregulares. En uno de ellos, en 2017, fue elegida una Asamblea Constituyente que, en la práctica, sustituyó las atribuciones de la Asamblea Nacional.

En mayo de 2018, en comicios considerados fraudulentos, Maduro conquistó un nuevo mandato de seis años, hasta 2025.

No obstante, al día siguiente de la investidura del dictador, el pasado día 10, la Asamblea Nacional decidió que Maduro usurpó el cargo y que éste debe ser entregado al Órgano, ahora comandado por Guaidó que asumiría la Presidencia interinamente y convocaría nuevas elecciones.

El joven ingeniero y diputado, uno de los fundadores del partido Voluntad Popular, junto al preso político Leopoldo López, fue detenido durante cerca de una hora el día 13 por agentes del servicio de inteligencia (Sebin). El episodio dio una proyección internacional a Guaidó y a la gravedad de la situación venezolana. Una situación que  el gobierno calificó como "acto de insubordinación aislado”.

Cuando es cuestionado sobre la posibilidad de ser candidato en unas supuestas nuevas elecciones, Guaidó  responde que 'por ahora' no se ve en ese papel. "Me veo como el líder de la Asamblea Nacional en un momento muy delicado y con las esperanza de volver a la democracia. Una democracia que teníamos y que perdimos. Esa responsabilidad cayó en mis manos y espero cumplir este papel. Por ahora, prefiero decir que soy un articulador y un sembrador político de un cambio, eso ya es bastante responsabilidad".

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original