El vicepresidente de Brasil no es útil y es desagradable, dice exestratega de Trump

Para Steve Bannon, la investigación contra Flavio Bolsonaro forma 'parte de la guerra del marxismo cultural'

Thais Bilenky
Brasília

Autor de la retórica nacionalista que eligió a Donald Trump y estratega jefe del presidente durante los primeros ocho meses en la Casa Blanca, Steve Bannon ha puesto la mira fuera de Estados Unidos, concretamente en Brasil.

La semana pasada, 'nombró' al diputado federal Eduardo Bolsonaro (PSL-SP) representante de  El Movimiento, una red de partidos y políticos que predican ideales de derecha radical, populistas y nacionalistas. "El hijo del presidente Jair Bolsonaro (PSL) y el propio capitán, como Bannon lo llama, son extraordinarios", comentó a Folha durante una entrevista telefónica el domingo (3).

No obstante, el vicepresidente Hamilton Mourão (PRTB) es rechazado por el estratega. "Es desagradable, no sigue el camino trazado", criticó. "Hasta donde yo sé, el presidente Bolsonaro no le asignó responsabilidades y parece que fue una decisión sabia".

El exestratega de la Casa Blanca, Steve Bannon, durante una conferencia en Bélgica sobre inmigración - AFP

La opinión de Bannon es compartida por el ala del Gobierno ligada a los hijos del presidente. El primogénito, el senador Flavio Bolsonaro (PSL-RJ), es defendido por el americano: "las investigaciones de corrupción que lo rodean son parte de la guerra del marxismo cultural contra la familia en el poder".

Para el controvertido estratega, acusado de tener relación con grupos racistas en su país, será muy difícil que Trump gane de nuevo las elecciones si no consigue construir el muro en la frontera con México.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original