Los refugiados en Brasil cuentan con un nivel de escolaridad superior a la media del país, revela estudio

De la publicación inédita de la agencia de la ONU se desprende que el 34% concluyó la enseñanza superior

Flávia Mantovani
São Paulo

Los refugiados que viven en Brasil tienen un grado de escolaridad por encima de la media de la población brasileña, pero pocos logran convalidar sus diplomas en el país y trabajar en lo suyo. Asimismo, se ven más afectados por el desempleo.

 Es lo que revela un estudio inédito publicado el jueves por la agencia de la ONU para refugiados (ACNUR) sobre el perfil socioeconómico de este grupo de la población. En la pesquisa han participado investigadores de ocho universidades del país integrantes de la Cátedra Sérgio Vieira de Mello, que incentiva estudios sobre desplazamientos forzados.

Retrato del congoleño Blaise Musipere, dormía en un banco hasta que consiguió un papel en una telenovela sobre refugiados( Foto: Ricardo Borges/Folhapress) - Folhapress

 Los refugiados son inmigrantes que salieron de sus países huyendo de conflictos armados o de la persecución por su religión, raza u opinión política, entre otros factores. En Brasil, pasan por un proceso que suele durar alrededor de dos años, hasta que su solicitud es analizada y reconocida o no por el Ministerio de Justicia.

 Los resultados muestran que el 34,4% de ellos terminó la enseñanza superior, mientras que el 15,7% de la población brasileña alcanzó el mismo nivel de enseñanza, de acuerdo con el IBGE. Además, sólo el 3,3% de los refugiados son analfabetos o no completaron la enseñanza fundamental, comparados con el 41% de los brasileños.

No obstante, sólo el 31,8% consigue aprovechar sus conocimientos y experiencias profesionales en su actual trabajo. Y a pesar de que la mayoría está trabajando, la tasa de paro entre ellos (19,5%) es mayor que en la población general.

La conclusión del estudio es que Brasil es "una opción difícil, pero definitiva" para los inmigrantes, que "creen en su capacidad de adaptación y ascenso social en el país". Según los datos, el 85% quiere permanecer en Brasil, y el 57% desea traer a sus familiares.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original