Disputa fronteriza entre Uruguay y Brasil cumple 85 años

Los habitantes de Vila Thomaz Albornoz (RS) se sienten uruguayos y se quejan de la negligencia brasileña

Fábio Zanini
Vila Thomaz Albornoz (RS)

Frente a la escuela General Bento Gonçalves, en el muncipio de Vila Thomaz Albornoz, ovejas pastan tranquilamente en la pampa gaucha. Con el lema militar "Brazo fuerte, mano amiga" estampado en una de sus paredes, un depósito de agua que se dibuja en el horizonte detrás de los animales delata la soberanía del Estado brasileño.

El edificio al que abastece el depósito es una escuela y se encuentra cerrada desde inicio de año por la falta de profesores. La clausura del centro ha obligado a una decena de estudiantes menores brasileños a desplazarse cerca de 2 km para recibir clases en un colegio público de la vecina Masoller, al otro lado de la frontera con Uruguay. 

Villa Thomaz Albornoz, Brasil/Uruguay (Foto: Fábio Zanini/Folhapress) - Fábio Zanini/Folhapress

Si dependiera de la voluntad de Uruguay, las aldeas hermanas formarían parte del mismo país. En agosto, se cumplen 85 años de una de las dos últimas disputas territoriales de los 16 mil kilómetros de fronteras terrestres brasileñas (la otra es una isla en el río Quaraí, más al oeste, que también linda con Uruguay).

En 1934, el país vecino formalizó a través de un comunicado dirigido a Brasil el deseo de rediscutir la posesión de un área de 22 mil hectáreas, lo que equivale al 15% del municipio de São Paulo.

En la región viven 40 familias brasileñas, concretamente, en la aldea Thomaz Albornoz, fundada en 1985 para reforzar la posesión brasileña  del territorio, en los estertores del régimen militar. Pero sus habitantes sienten mucho más la presencia del Estado uruguayo.

La asistencia de Brasil, según cuentan los residentes, se resume a acciones esporádicas del Ejército para cortar matorrales.

La frontera apenas cuenta con marcos de piedra centenarios incrustados  en la tierra cada 200 metros. La circulación entre los dos países es libre, sin ningún tipo de control.

La cuestión permanece dormida, sin afectar el día a día de la relación entre los dos países. Las últimas manifestaciones de Uruguay sobre el asuntos datan de la década de 1980.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original