Familia de la estadounidense encontrada muerta en Paraty se queja de las dificultades para repatriar el cuerpo

Danielle Dávila fue encontrada sin vida hace más de dos semanas en un albergue del municipio

Júlia Barbon
Rio de Janeiro

Ya han pasado más de dos semanas desde que el cadáver de la estadounidense Danielle Davila, de 32 años, fue encontrado desnudo, sin signos de violencia, tendido en la cama de una posada en Paraty, una ciudad histórica de la costa sur de Río de Janeiro.

No obstante, hasta ahora, la familia de la artista no ha podido llevárselo  a Estados Unidos e incinerarlo, ni siquiera conocer la causa de la muerte. Los motivos son las diligencias que se llevan a cabo y una barrera del consulado estadounidense, que prohibe trasladar el cuerpo mientras no se defina la causa del óbito.

Foto del pasaporte de la americana Danielle Davila, de 32 años - Reprodução

Mientras tanto, una de las hermanas, la única que habla portugués (de un total de seis), denuncia la saga que viven desde que llegaron el 27 de junio, aproximadamente cuatro días después de la muerte de la joven. Además de la tristeza, explica la falta de información, poca asistencia y dificultades financieras.

"Nuestra principal preocupación es sacar a mi hermana del IML [Instituto Médico Legal de Angra dos Reis], llevarla a su casa, incinerarla y dejarla descansar", dice la modelo Claudia Dávila.

Según la Policía Civil, el IML liberó el cuerpo, tras la necropsia, el mismo día que se encontró. El informe forense indica una causa indeterminada de muerte. Por lo tanto, el impedimento estaría en el Consulado, que no permite el viaje sin los motivos del fallecimiento.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

 

Lea el artículo original