Evo Morales critica la política de armas de Bolsonaro

El líder boliviano dice que las diferencias ideológicas no impiden mantener una relación de respeto entre mandatarios

Sylvia Colombo
La Paz

El único superviviente político de la llamada "oleada roja" en América del Sur, con la excepción del venezolano Nicolás Maduro, cuyo régimen se ha convertido en una dictadura, el presidente boliviano Evo Morales dice que no le gusta el término, pero cree que se ha  convertido en una "referencia".

"Todos los presidentes de la región me tienen como factor de unidad. Porque me relaciono respetuosamente con todos". Lo que incluye  a Jair Bolsonaro.

El presidente boliviano Evo Morales en Ginásio. (Foto: Diego Lisboa/Folhapress

"Aunque tengamos diferencias ideológicas nos vamos a relacionar políticamente. Bolivia se relaciona bien con todos los presidentes, siempre que hayan sido elegidos democráticamente".

Evo logró la proeza de participar en las investiduras de Maduro y del presidente brasileño.

 En la última cumbre del Mercosur en Argentina, Bolsonaro había dicho que Evo estaba "cambiando", y el símbolo de este cambio sería la ayuda a Brasil en el proceso de extradición del italiano Cesare Battisti.

 "El caso de Battisti fue un caso de legalidad internacional, no fue una decisión política. Siempre actuaremos dentro de la ley", dijo.

No obstante, Evo criticó la política de armas del gobierno brasileño. "He leído sobre este asunto y creo que es muy serio. No comparto la idea de permitir más armas para que blancos maten a la población pobre del país".

"Bolivia nunca hará eso. Hay una diferencia ideológica importante entre nosotros. Pero a pesar de las diferencias, como presidente elegido democráticamente, lo respeto".

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original