PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

18h15

Bovespa

-0,13% 94.361

16h43

Oro

0,00% 117

17h00

Dólar

-0,17% 4,0420

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

Papa, P2 y los ninjas

29/07/2013 - 12h25

Publicidad

SUZANA SINGER
ombudsman@uol.com.br

La mejor respuesta para los que vaticinan la muerte de los grandes medios, que podrían ser sustituidos por las redes sociales y los medios alternativos, es el buen periodismo.

Fue lo que hizo la cadena Globo esta semana durante la cobertura de la visita del Papa a Brasil. El clima de "Aleluya, el santo padre está entre nosotros" imperó, pero no impidió al "Jornal Nacional" (telediario principal de la cadena) mostrar, con contundencia, los problemas de organización que sometieron a los peregrinos a un calvario.

No faltó espacio tampoco para desmontar la versión oficial sobre uno de los arrestados durante el enfrentamiento entre manifestantes y policías que ocurrió la noche del pasado lunes frente al Palacio de Guanabra, sede del gobierno estatal.

Mídia Ninja
No se puede seguir cubriendo las protestas a la moda antigua, contando solo lo que los periodistas vieron, la versión de la policía y las imágenes de las grandes emisoras. Además de los Ninja, hay centenas de imágenes tomadas por manifestantes, que muestran la misma escena en multitud de versiones.
No se puede seguir cubriendo las protestas a la moda antigua, contando solo lo que los periodistas vieron, la versión de la policía y las imágenes de las grandes emisoras. Además de los Ninja, hay centenas de imágenes tomadas por manifestantes, que muestran la misma escena en multitud de versiones.

Un reportaje del "Jornal Nacional" mostró que el manifestante que estuvo preso durante más tiempo no había sido descubierto con un cóctel molotov, como había alegado la policía. Bruno Ferreira Teles, el detenido, pidió al Mídia Ninja, grupo alternativo que transmite las protestas en directo por la red, que buscase vídeos que probasen su inocencia.

Quien hizo eso fue la Globo: consiguió el parte en el que un policía militar dice que el chico no estaba con explosivos cuando fue detenido y editó las imágenes, tomadas por la emisora y por aficionados, que mostraban el momento de la captura de Bruno.
Parecía un recado de la televisión, que viene siendo blanco de las protestas que tomaron las ciudades brasileñas: "No hace falta prensa alternativa para cuestionar a las autoridades".

El martes, el "jornal Nacional" ya había citado la acusación, que surgió en las redes sociales, de que un policía infiltrado entre los manifestantes habría lanzado el primer cóctel molotov.

El asunto despertó el interés también del "New York Times", que publicó, en su web, un amplio reportaje en el que comparaba media docena de vídeos, además de fotos, con el objetivo de esclarecer la participación de agentes infiltrados.

Por el trabajo de la Globo, del "NYT" y de las redes sociales, la policía de Rio asumió que usa "P2" (policías sin uniforme dispersos entre la multitud), pero negó que esos hombres hayan participado en actos de vandalismo.

Mientras tanto, Folha comió el polvo. Hizo una buena presentación de la visita papal, con una encuesta que registró la disminución del número de católicos en el país, publicada el domingo pasado, pero fue lenta cuando la fiesta, de hecho, comenzó.

El periódico solo destacó debidamente los problemas de infraestructura en Rio el viernes, cuando el campo de Guaratiba, encharcado, se descartó para los eventos de la Jornada Mundial de la Juventud.

Marcelo Justo/Folhapress
Folha solo destacó debidamente los problemas de infraestructura en Rio el viernes, cuando el campo de Guaratiba, encharcado, se descartó para los eventos de la JMJ
Folha solo destacó debidamente los problemas de infraestructura en Rio el viernes, cuando el campo de Guaratiba, encharcado, se descartó para los eventos de la JMJ

Faltó también atención sobre la detención de los manifestantes. El periódico no parece haberse tomado en serio las denuncias que surgieron en Internet.

No se puede seguir cubriendo las protestas a la moda antigua, contando solo lo que los periodistas vieron, la versión de la policía y las imágenes de las grandes emisoras. Además de los Ninja (sigla de Narrativas Independientes, Periodismo y Acción), hay centenas de imágenes tomadas por manifestantes, que muestran la misma escena en multitud de versiones.

Hay que tener en cuenta esas nuevas fuentes de información -siempre con una mirada crítica, ya que la mayor parte de esa producción está disponible en internet para confirmar tesis pro activistas (en el caso de Rio, intentar probar que la violencia parte de la propia policía).

De momento, blogs y redes sociales no tienen capacidad ni calidad para tomar el lugar de los medios convencionales, pero sirven de agente provocador. Desafiada, la prensa tradicional necesita repensar su manera de trabajar y de mostrar periodismo de calidad.

El cuaderno Folhateen desaparece de repente

El periódico acabó con lo que había sobrado del cuaderno "Folhateen". La página semanal, que salía los lunes en la sección de "Ilustrada", no se publicó la semana pasada y no volverá. Ronaldo Lemos, que escribía la columna "Internets", se alojará en el cuaderno "Tec". El destino de las viñetas que se publicaban en la misma página no se ha decidido aún.
Eliminar una sección no es bueno pero, aunque sea por cortesía, se debe avisar al lector.

Traducido por MARÍA MARTÍN

Lea el artículo original

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar