Un hombre abre fuego dentro de una iglesia en el interior de São Paulo, mata a cuatro personas y se suicida

Las víctimas fueron atacadas al final de la misa a primera hora de la tarde del martes (11)

São Paulo

Cuatro personas murieron y otras cuatro resultaron heridas después de que un hombre abriera fuego en la Catedral Metropolitana de Campinas, en el interior de São Paulo, el martes (11), tras finalizar la misa de la primera hora de la tarde.

Identificado como Euler Fernando Grandolpho, de 49 años, el pistolero entró en la iglesia, se sentó entre los fieles y comenzó a disparar a los presentes. Según la Policía Militar, se mató después del ataque. El sujeto portaba una pistola 9 mm y un revólver calibre 38. Las dos armas tenían sus números de serie raspados. La motivación del ataque aún es desconocida.

Euler Fernando Grandolpho no tenía antecedentes penales y las únicas dos denuncias registradas ante la policía en las que figura su nombre aparece como víctima.

Catedral Metropolitana de Campinas es cercada por la policía tras el ataque que dejó 4 víctimas mortales - Divulgação

Los tiros –los informes preliminares de la policía apuntan a 20- fueron disparados al final de la misa de las 12h15, que se celebra todos los días.

Una cámara del circuito interno de la catedral mostró la acción del tirador. En el vídeo, obtenido por el periódico, se observa que se levanta y dispara contra un grupo de personas. Acto seguido camina hacia el altar y abre fuego contra los policías que entraron en la catedral para reducirlo.

Euler tuvo tiempo de cambiar el tambor del arma antes de ser alcanzado en el tórax. En el suelo, pero aún consciente, se disparó en la cabeza. Todavía le quedaban 28 balas en los tambores de recarga que llevaba en la mochila.

Este ataque vuelve a desatar el debate en Brasil sobre la ampliación del reglamento del porte y la posesión de armas, una de las principales promesas de la campaña del presidente electo Jair Bolsonaro (PSL).

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original

Dhiego Maia , Thiago Amâncio , Bruna Mozer y Rogério Pagnan