Periodista lleva a la Asamblea activismo y modelo de mandato colectivo que aún plantea dudas

La parlamentaria será la titular del gabinete formado por un grupo de nueve militantes

São Paulo

Para comenzar, Mónica Seixas no será una parlamentaria. Ella quiere ser nueve al mismo tiempo.

El arreglo responsable por su llegada a la Asamblea Legislativa de São Paulo causó dudas entre los votantes durante la campaña electoral y ahora no escapa al extrañamiento de futuros colegas en la Casa que, en privado, ponen en duda la viabilidad del modelo diferente.

La periodista forma parte de una gestión colectiva, compuesta por nueve integrantes. La idea es que todos sean parlamentarios al mismo tiempo, en lo que ellos propagan como una experiencia de innovación política, pero aún no reconocida oficialmente.

"Yo sólo seré la portavoz, pero todos tienen el mismo peso en las decisiones y en las posiciones", explica la titular, que, por las reglas, es la única que tiene autorización para sentarse en el escaño y hablar en el estrado.

El grupo, gestado en el movimiento Bancada Activista, disputó la vacante por el partido PSOL y obtuvo 149.844 votos, la décima mayor votación en el Estado.

Mônica Seixas - Folhapress

Durante la campaña, cada "co-candidato" tenía que explicar que el nombre que aparecería en la urna sería el de Mónica, pero que, si el grupo vencía, los nueve (siete mujeres y dos hombres) ejercerían el mandato en conjunto.

El arreglo no es oficialmente reconocido por la Justicia Electoral, pero hay ejemplos en funcionamiento en Cámaras Municipales en el país. La Asamblea de Pernambuco también posee en la actual legislatura un mandato colectivo, el Juntas (PSOL).

"Todo el mundo pregunta si vamos a estar los nueve juntos en todo lo que vamos a hacer", dice Mónica, tratando luego de descartar la hipótesis. "No será así. Es por eso que trabajamos con el modelo de portavoz.

"Si la gente está esperando una pelea por quién entra en el pleno, están equivocados. Soy una figura deconstruida. La Banda Activista es la diputada, yo soy sólo la representante", afirma.

Del grupo, sólo ella tenía experiencia en las urnas (disputó el Ayuntamiento de Itu en 2016 y salió derrotada). Ahora que han llegado a la Asamblea, todos quieren hacer del mandato un difusor de los diferentes activismos que representan.

"Hemos ido más allá", dice la titular. "En lugar de tener un gabinete con enfoque en un talento, una trayectoria, una bandera, la abrimos para que nueve redes usen colectivamente esa pluma del mandato".

El entendimiento de los participantes es que, como ellos militan en las áreas que defienden, tienen un conocimiento mayor en los temas específicos que, por ejemplo, el asesor de un gabinete común.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original