Una aplicación colombiana de mototaxi funciona ilegalmente en São Paulo

La administración Covas dice que es un servicio 'clandestino'

Guilherme Seto
São Paulo

Utilizada por más de 200.000 usuarios en su país de origen, donde está en guerra con el gobierno local, la aplicación colombiana  de mototaxi Picap ha estado operando ilegalmente en São Paulo, una ciudad en la que esta modalidad de transporte está prohibida desde 2018.

Las motocicletas han destacado negativamente en los debates sobre política vial en la capital de São Paulo, como consecuencia de la alta mortalidad y el elevado número de accidentes.

La propagación de aplicaciones de mototransporte, como Rappi, Loggi, entre otras, es considerada preocupante por el alcalde Bruno Covas (PSDB), que trata de regular la actividad en la ciudad ante el gran número de accidentes registrados.

Las motocicletas han destacado negativamente en los debates sobre políticas viales en la capital de São Paulo (Foto: Zanone Fraissat/Folhapress, COTIDIANO)

Disponible para descargar en Google Play (Android) y App Store (Apple), Picap tiene una diseño similar a la de las aplicaciones de transporte de automóviles como Uber.

En funcionamiento desde hace un mes en São Paulo, la aplicación todavía tiene un número pequeño de motociclistas activos. De hecho, Folha tuvo que hacer varias solicitaciones  para conseguir el servicio.

El autor de la ley que prohibió el uso de mototaxi en la ciudad, el concejal Adilson Amadeu (PTB), opina que es una "tragedia anunciada".

A través de su oficina de prensa,  Picap dice que su interpretación legal coincide con las decisiones judiciales que clasifican como inconstitucional la prohibición del servicio de mototaxi por parte de los ejecutivos municipales.

"Un decreto municipal no puede contradecir una ley federal [la de 2009], ya que no son los municipios los que prohíben el servicio, sino que definen las reglas para su ejecución".

Con respecto a las disputas legales en Colombia, dice que la aplicación no es "ilegal", ya que la compañía "paga impuestos, está legalmente constituida y las actividades económicas que proporciona están reguladas".

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original