Un amanecer exclusivo en Río de Janeiro

El tour exclusivo para huéspedes del Belmond Copacabana Palace incluye un desayuno en el Pão de Açúcar

Marília Miragaia
São Paulo

Alrededor de las cinco en punto, tres horas antes de la apertura del teleférico Pão de Açúcar, en Praia Vermelha, al sur de Río, todavía es de noche y no hay rastro de las habituales colas de turistas o vendedores ambulantes que ofrecen tours.

En ese horario intempestivo, el teleférico solo se pone en funcionamiento para recibir a un grupo de personas. Se trata de la "experiencia del amanecer", un programa presentado  hace una semana en colaboración con el Belmond Copacabana Palace, que ofrece un espectacular amanecer y un desayuno en el Pão de Açúcar.

Vista del Pão de Açúcar en Río de Janeiro - Divulgação

Exclusivo para huéspedes del hotel,  la excursión debe contar con al menos 4 personas (R$ 1.500 por persona, más el 10% de impuestos). El billete convencional cuesta R$ 116 por persona.

La ventaja del turista que llega al amanecer  es que consigue mucho espacio en el teleférico para tomar fotos bajo la luz de una luna menguante. Y es que en hora punta, la misma cabina tiene capacidad para 65 personas.

En Morro da Urca, en la primera parada del teleférico, una línea roja marca el horizonte y el cielo comienza a teñirse de celeste. Poco después el grupo toma un segundo teleférico, hacia el Pão de Açúcar, desde donde podrán deleitarse con una vista de 360º de la ciudad y un desayuno.

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original