Pese al óleo, el noreste sigue siendo la región más buscada para pasar las vacaciones de Año Nuevo

La contaminación preocupa a la industria pero los destinos no sufren la pérdida de turistas

Ana Luiza Tieghi
São Paulo

A pesar de las manchas de petróleo que contaminan la costa noreste desde finales de agosto, la región sigue siendo el destino elegido por los brasileños para pasar la próxima Nochevieja.

Según una encuesta realizada el día 17 por CVC, 6 de los 10 destinos más buscados por los clientes de la agencia para el período de Año Nuevo se localizan en el noreste, sobre todo, Maceió (AL), que figura en el primer lugar.

El motor de búsqueda Kayak también señala la preferencia por la región. De los 10 lugares más buscados hasta la fecha, 5 se encuentran allí.

Playa Pajuçara (AL) (Foto: Renato Luiz Ferreira/Folhapress) - Folhapress

La ciudad de Ipojuca (PE), donde se ubica Porto de Galinhas, el tercer destino más buscado por los clientes de CVC, fue uno de los municipios afectados por el vertido de petróleo.

Allí se han producido dos incidentes. El primero, de menor tamaño, ocurrió hace seis semanas. Ya el viernes (18), una nueva mancha bastante más grande de petróleo llegó al litoral. La mancha no ha llegado a las piscinas naturales de Porto de Galinhas y se acumuló en las playas vecinas. La limpieza comenzó el viernes y continuó hasta el domingo (20).

"Fue una operación de guerra", dice Artur Maroja, vicepresidente de ABIH (Asociación Brasileña de la Industria Hotelera) de Pernambuco y propietario de dos alojamientos en la ciudad. Defensa civil,  vecinos, comerciantes e incluso turistas fueron movilizados.

Maroja afirma que las playas de la ciudad están limpias y que cualquiera que quiera visitar el municipio no debe preocuparse.

"Hoy, Porto de Galinhas tiene una ocupación del 85% en hoteles y los turistas disfrutan de la playa casi con normalidad", dice.

En el noveno lugar en el ranking de destinos más buscados en CVC, se sitúa Maragogi (AL), famosa por sus piscinas naturales. Esta localidad también se vio afectada por el petróleo, a partir del 16 de este mes. Todavía hay rastros del material allí.

La playa de Carneiros (PE), que según el operador registró un aumento del 400% de la demanda turística para Año Nuevo en comparación con el año pasado, fue uno de los lugares afectados por el alquitrán.

Allí, el petróleo llegó a principios de septiembre y fue retirado. No obstante, al final de la semana pasada, aparecieron nuevas manchas. La playa ha sido limpiada, pero los visitantes aún pueden encontrar pequeños restos de material debajo de la arena.

La industria del turismo está preocupada por una oleada de cancelaciones de reservas y la disminución de la demanda de viajes durante las vacaciones de verano.

Según Marina Figueiredo, vicepresidenta de Braztoa, una asociación que reúne a los operadores de viajes, si el problema continúa en las próximas semanas, es probable que las ventas al noreste disminuyan, incluso en ciudades no afectadas por el derrame.

En octubre y noviembre, la mayoría de las ventas se realizan para la temporada alta.

Marina dice que pueden producirse cambios en cuanto a los destinos buscados por los viajeros.

Ya en el sector de viajes exclusivos, los principales destinos de la región, como el sur de Bahía, Jericoacoara y Fernando de Noronha, se han visto poco o nada afectados por el vertido, al menos hasta ahora.

Parte de los clientes vienen de fuera y no ha habido una gran divulgación sobre la contaminación, según Martin Frankenberg, presidente de BLTA (Asociación Nacional de Turismo de Lujo).

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original