Centro de Entrenamiento del Flamengo recaudó US$ 2,6 millones gracias a renuncias fiscales

El incendio en la residencia del club en el centro de entrenamiento dejó 10 muertos

São Paulo y Rio de Janeiro
Imagen aérea del Nido del Urubú, centro de entrenamiento del Flamengo, tras el incendio que se cobró la vida de diez personas - AFP

​​El centro de entrenamiento Nido del Urubú, del Flamengo, que se incendió el viernes dejando a 10 deportistas adolescentes muertos y tres heridos, recibió R$ 10,4 millones (US$ 2,6 millones), en valores corregidos por la inflación, a través de un programa de renuncia fiscal del estado de Río de Janeiro.

En 2013, el club obtuvo autorización del gobierno estatal para recaudar R$ 12,6 millones (US$ 3,23 millones), consiguiendo R$ 7 millones (US$ 1,8 millones) en un año.

Los contribuyentes fueron la cervecería Ambev y la empresa de materiales de construcción Lafarge. El dinero permitió sacar adelante el proyecto del CT, todavía sin terminar.

En los programas de renuncia fiscal, las empresas son autorizadas a descontar de los impuestos que deben el dinero destinado a programas previamente aprobados.

El club debe justificar el uso del dinero recaudado. La directiva del Flamengo prevé que el Nido del Urubú  estará listo antes de diciembre.

El Flamengo también obtuvo el permiso de la Unión en 2006 para intentar recaudar  R$ 3,1 millones  (US$ 830 mil) a través de la Ley de Incentivo al Deporte para el proyecto Fútbol Rubro-Negro, con el objetivo de promover la formación de jugadores no profesionales. La única contribución fue de Avon, empresa de cosméticos, de R$ 250 mil (US$ 67 mil).

Traducido por AZAHARA MARTÍN ORTEGA

Lea el artículo original

Alex Sabino , Catia Seabra y Diego Garcia