PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

18h14

Bovespa

-0,83% 103.501

16h43

Oro

0,00% 117

17h00

Dólar

+0,68% 4,0880

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

"Creía que estaban pinchando mis teléfonos", dice ministro de Defensa

21/06/2013 - 09h43

Publicidad

ELEONORA DE LUCENA
DE SÃO PAULO

El descubrimiento de un mega sistema de espionaje en los Estados Unidos preocupa a Brasil y es necesario invertir en "defensa cibernética". Quien alerta es el ministro de Defensa, Celso Amorim. Él mismo desconfía de pueda haber sido blanco de escuchas telefónicas en el pasado.

El ministro aboga por el desarrollo de un pensamiento de defensa para la región, que priorice los recursos naturales. "Brasil es un país muy rico, tiene muchas reservas naturales. Esos recursos pueden ser objeto de codicia". Para el ministro, es necesario crear una base industrial de defensa común en América del Sur.

En esta entrevista, concedida el miércoles (19) en São Paulo, Amorim, 71, también comenta las manifestaciones en el país -que, desde su punto de vista, reflejan el distanciamiento entre las estructuras de gobierno y la población-.

Folha - ¿Qué está ocurriendo en Brasil?
Celso Amorim - No es solo en Brasil. Es un enigma que tenemos que descifrar. No tenemos problema de desempleo entre los jóvenes como ocurre en Europa. Hay, tal vez, un deseo de mayor participación. No es en este gobierno o en el anterior. Es algo genérico que aflora de tiempo en tiempo. Es necesario entender las razones de ese malestar. Las estructuras de gobierno en general acaban llevando a un cierto distanciamiento entre la población y el poder, cualquiera que sea el poder. Las razones pueden ser difusas. Tal vez eso acentúe la necesidad de una reforma política que aproxime las estructuras de poder de los ciudadanos en general.

¿Cómo analiza ese caso de mega espionaje que involucra a empresas privadas descubierto en EEUU?
Voy a hacer una broma. Me quedé hasta decepcionado, en 2009, se interesaron por Turquía, África del Sur, Rusia y no se interesaron por Brasil [risas]. Quizá es porque hablamos todo con mucha claridad. En 2009, tuve una reunión con el ministro de Exteriores británico. No sé si nuestra reunión fue grabada también [risas].

¿Como afecta eso a Brasil?
Eso forma parte de ese malestar no solo en Brasil, sino en el mundo entero. Esa idea de que hay un control total sobre la vida de los ciudadanos, que la libertad está siendo permanentemente limitada. En Brasil, que yo sepa no ocurre nada parecido.

Juca Varella/Folhapress
Ministro de Defensa Celso Amorim sospecha que fue blanco de escuchas telefónicas
Ministro de Defensa Celso Amorim sospecha que fue blanco de escuchas telefónicas

¿Pero los brasileños conectados a las redes sociales extranjeras no podrían estar siendo espiados a través de ese método?
También pueden, es obvio. Pero lo que se sabe es más de las agencias norteamericanas. No me consta que haya salido nada de las agencias brasileñas. Pero sí, los brasileños pueden ser [espiados]. Es algo especulativo. Personas que están en posiciones clave pueden ser objeto de una vigilancia más constante. Lo diré francamente: En dos ocasiones creí que mis teléfonos estaban siendo pinchados. Una, cuando vivía en los EEUU y era embajador de la ONU. Me encargaba de tres comisiones sobre la cuestión de Iraq. Mi teléfono comenzó a hacer un ruido muy extraño y, cuando acabó la comisión sobre Iraq, acabó el ruido también. Allí había un objetivo obvio.

¿Pidió una investigación?
No, porque lo que yo hablaba ahí era lo que hablaba en público. Curiosamente, salí del gobierno de Lula, continué con muchas actividades, participé en eventos sobre la cuestión nuclear, Iraq, y recibía llamadas de embajadas. También consideré extraño que fuese mi teléfono particular en Brasil, aquí en Brasil, en Rio. Pero también ya desapareció. Descubrieron que soy ministro de Defensa, ellos se quedaron másNo sé quién. Fueron dos situaciones que sospecho, pero no estoy seguro. Ni de dónde partió la orden, ni quien fue. Puede haber sido coincidencia, pero desconfiamos de las coincidencias.

¿Desde el punto de vista de Defensa, esto preocupa a Brasil?
Claro, por eso tenemos que tener la defensa cibernética. Para evitar que entren en nuestros sistemas, que sepan lo que estamos planeando. Por eso creamos un centro de defensa cibernética en el Ejército, con recursos que no se comparan con lo que yo creo que sería necesario. Debe ser más o menos un tercio de lo que gasta Inglaterra en defensa cibernética, cerca de R$ 70 millones (US$ 31 millones).

Traducido por MARÍA MARTÍN

Lea el artículo original

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar