PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

17h38

Bovespa

-1,19% 130.122

16h43

Oro

0,00% 117

17h00

Dólar

+0,78% 4,9711

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

Editorial: Se merecen los unos a los otros

30/08/2013 - 10h21

Publicidad

Que el diputado brasileño Natan Donadon, ex integrante del Partido del Movimiento Democrático Brasileño de Rodonia (PMDB-RO), haya sido condenado por el Tribunal Supremo Federal; que la última instancia de la Justicia lo haya sentenciado a más de 13 años de detención y que él ya estuviese encarcelado; que el motivo de su detención haya sido el desvío de R$ 8,4 millones (US$ 3,56 millones) de los cofres públicosNada de eso, a los ojos de la Cámara, constituye una razón para despojarle de su título de diputado.

Conociéndose los hábitos deplorables de buena parte de los políticos brasileños, la sorpresa habría sido que la Cámara hubiese actuado de forma diferente. La población, en el fondo, sabe eso. No es por casualidad que la aprobación del Congresos es tradicionalmente baja. Según una encuesta reciente, la tasa de los que consideran mala o pésima la actuación de los congresistas está en un 42% y apenas un 13% consideran que es óptima o buena. Y esos niveles ni siquiera están entre los peores de la historia.

Pedro Ladeira/Folhapress
Las cuestiones que se presentan serían ridículas, si no fuese por la gravedad de la situación. Por ejemplo, ¿Donadon mantendrá su salario mensual de US$ 11.300?
Las cuestiones que se presentan serían ridículas, si no fuese por la gravedad de la situación. Por ejemplo, ¿Donadon mantendrá su salario mensual de US$ 11.300?

Ante niveles tan bajos de popularidad, cualquier institución que se precie haría de todo para mejorar su propia imagen. Pero los diputados que componen la Cámara dejaron patente que no tienen en tan alta consideración a la organización a la que pertenecen.

Ni siquiera las manifestaciones de junio fueron suficientes para que buscasen una conducta más ética. La abominable verdad es que, por decirlo de una manera directa, no les importa absolutamente nada lo que piense la opinión pública.

Hay, sin duda, una dosis de injusticia en la generalización. De los 513 diputados, 223 quisieron suspender a Natan Donadon y 131 estaban en contra. Faltaron 24 votos para alcanzar la mayoría exigida por ley.

Como la votación fue secreta es imposible saber cómo se comportó cada parlamentario, salvo en el caso de los 108 diputados que simplemente no votaron, pues, en la práctica, están abiertamente del lado de Donadon. Al fin y al cabo, son todos lo mismo.

Las cuestiones que se presentan serían ridículas, si no fuese por la gravedad de la situación. Por ejemplo, ¿Donadon mantendrá su salario mensual de R$ 26.700 (US$ 11.300)? ¿ Mantendrá a sus asesores y su apartamento?

Más importante es, sin duda, saber cómo la Câmara procederá con los diputados juzgados en el proceso del mensalão, una trama corrupta de compra de votos asociada al gobierno de Luis Inácio Lula da Silva, del Partido de los Trabajadores.

Mientras esté en vigor el voto secreto, siempre estará abierta la puerta al espíritu corporativista. El presidente de la Cámara quiere, ahora, acelerar la tramitación de la propuesta que levanta ese velo de impunidad.

Será un avance obvio, pero no borrará el hecho de que en la legislatura actual, y por voluntad propia, hay un presidiario entre sus filas. Es revelador, pero no deja de ser triste que los parlamentarios se vean de esa forma.

Traducido por MARÍA MARTÍN

Lea el artículo original

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar