PUBLICIDAD

Siga-Nos

Las últimas galerías de fotos

Marcas de tensión Marcas de tensión

Publicado en 11/04/2016

Mercado Brasileño

18h24

Bovespa

+0,26% 110.964

16h43

Oro

0,00% 117

17h00

Dólar

-0,65% 4,1220

16h30

Euro

+0,49% 2,65250

PUBLICIDAD

Opinión: Rousseff desarma a la "nueva clase media" brasileña

13/02/2015 - 14h34

Publicidad

FERNANDO CANZIAN
COLUMNISTA DE FOLHA

El comienzo del segundo mandato de Dilma Rousseff va camino a terminar con la tarea que la mandataria comenzó durante su primera gestión: desarmar la llamada "nueva clase C".

Se trata de un retroceso que marcará tanto a Brasil como a la biografía de Rousseff. Recesión e inflación alta conspiran a favor de esa situación.

Hay empresarios que ya hablan de una caída de más del 2% del PIB este año, con aumento del desempleo. Y de una inflación por encima del 8%.

El PIB "cero" del año pasado, la parálisis de las inversiones de las empresas, Petrobras, la caída abrupta en el consumo y el probable racionamiento de energía van a derribar la economía, por un lado.

Por otro, es clásico entre las empresas de Brasil cortar costos (despedir y producir menos) en tiempos de crisis e intentar mantener márgenes de lucro, incluso vendiendo menos.

La competencia de los productos importados para impedir este comportamiento estará comprometida como consecuencia de un dólar más caro, que encarece la compra de productos similares llegados del exterior.

La inflación llegó para quedarse por algún tiempo, ahora inflada por la energía, el combustible y otras tarifas más caras. Para combatirla, habrá que hacer más sacrificios en términos de crecimiento.

La principal conquista de las últimas décadas en Brasil, la ascensión de más de 40 millones de personas a la llamada "clase C" (que hoy es el 54% de la población), será la primera gran víctima de este proceso.

La última encuesta de Datafolha da una pista: la popularidad de Dilma a nivel nacional cayó 19 puntos entre diciembre y febrero. Entre todas las regiones fue en el Nordeste, soporte electoral y de popularidad de Rousseff y Lula da Silva, en donde la caída fue más pronunciada: 24 puntos.

El Nordeste fue la locomotora de la ascensión social en los dos gobiernos de Lula. La región creció a tasas chinas durante varios trimestres antes de que Dilma llegara al poder, sacando a millones de la miseria.

PAÍS POBRE

Pero, incluso teniendo en cuenta todo el "boom" de los años de Lula, Brasil sigue siendo un país pobre: el 67% de las familias tiene un ingreso mensual de hasta US$ 770.

Cualquier corrosión en el poder de compra por la inflación (principalmente de alimentos, el gasto principal) destruye el presupuesto de dos tercios de la población. Es esto lo que está sucediendo.

El infierno en el que Dilma se metió en términos de popularidad es el espejo del infierno en el que ella metió a aquellos que se acostumbraron a ascender socialmente, año tras año, hasta mediados de su primer mandato. Eso se terminó.

El sondeo de Datafolha muestra el pánico entre los entrevistados: un 62% espera más desempleo (el porcentaje era del 39% hace dos meses) y un 57% estima que su poder de compra va a caer (era un 34% en diciembre).

El sentimiento de que las cosas tienden a empeorar será devastador sobre el consumo, afectará la producción, el empleo y a la economía en general.

Principalmente en un contexto donde las cosas ya están empeorando. Dice mucho el hecho de que, en enero el retiro de dinero neto (depósitos menos retiros) de las cajas de ahorro ha sido de los mayores desde 1995, por un total de 1950 millones. Está faltando dinero entre las familias.

La coyuntura ya sería lo suficientemente mala si no faltara aún agregar el detalle de que Dilma arruinó también la economía "subterránea".

Ahora, la presidenta necesita recortar y aumentar impuestos para economizar cerca de US$ 23.400 millones en 2015 y, mínimamente, readquirir algún tipo de credibilidad.

Va a doler. Vale la pena volver a ver uno de los principales spots de campaña de PT de la elección pasada. Visionarios.

Traducido por NATALIA FABENI

Lea el artículo original

Gracias!

Close

¿Está interesado en las noticias de Brasil?

Suscríbase a nuestra newsletter en español, enviada los días hábiles, y manténgase informado sobre las noticias de Brasil.

Cancelar